Aprenda a guardar dinero

septiembre 19, 2012 0 Por admin

Lo primero que tenemos que revisar es si poseemos deudas. No sirve de nada pensar en ahorrar si estamos siendo consumidos por los intereses de préstamos y tarjetas de crédito.

¡Ahorrar no es fácil! Para mí, es simplemente una respuesta a la pregunta ¿Cuándo quiero vivir mejor? Puede ser que responda: ¡Ahora, claro! o puede ser que sea en 10 años, o al momento de mi retiro.  Lo importante es definir cuándo es su vida.

Postergar un deseo es uno de los sacrificios que se pueden realizar.  Si lo hacemos, cambiamos pequeñas cosas del presente por grandes beneficios en el futuro.

Una de las grandes preocupaciones que tienen las personas es de dónde saldrá el dinero para cubrir el presupuesto mensual que tendrán al momento de retirarse y los siguientes 20 o 30 años después de retirados.  Recuerde, ya no contará con los ingresos de un trabajo constante.

Lo primero que tenemos que revisar es si poseemos deudas.  Este es el principal devorador de ahorros.  No sirve de nada pensar en ahorrar si estamos siendo consumidos por los intereses de préstamos y tarjetas de crédito.  Haga un estado de situación, coloque lo que tiene de un lado y lo que debe del otro.  Entonces, comience un plan para reducir esas deudas hasta llevarlas a cero; sólo en ese momento podrá pensar en ahorros totales.  No se preocupe si tiene una hipoteca, esa es una forma de ahorrar.  Pero, piense en abonarle lo que pueda al capital, así saldrá de ella rápidamente.

En muchas ocasiones, tenemos dinero ahorrado, pero nos dejamos convencer de tomar un préstamo… con el argumento de que de lo contrario estaríamos gastando nuestros ahorros.  La realidad es que usted paga más intereses al banco que lo que el banco le paga a usted por sus ahorros; ese es el negocio del banco.  El problema sería que no ahorre esa cuota que le pagaría al banco por el préstamo.

Tener disciplina

Pregunte cuánto pagaría por el préstamo y abra una cuenta de ahorros con débito automático, así depositará mensualmente la cuota, convirtiéndolo en un ahorro automático.  Se sorprenderá cuánto dinero encontrará en su cuenta al pasar el tiempo.  Pero no olvide que cada cierta cantidad de meses, deberá abrir un certificado de depósito para conseguir un mayor rendimiento de su dinero.

 Coloque en una lista los ingresos de los que depende, y en otra columna los egresos que tiene todos los meses, y se dará cuenta de cuánto le está sobrando para los imprevistos y alguno que otro lujo.  De esa manera, sabrá de qué dinero dispone para ahorrar.

Objetivo del ahorro

Pregúntese para qué, por qué y por cuánto tiempo quiere ahorrar.  Si es para su retiro tendrá una visión, si es para comprar un auto o una casa tendrá otra posición,  si es para los estudios de sus hijos, lo verá diferente.

Cuando tengamos algo de dinero acumulado, tenemos que pasar al análisis de la inversión.  Esta es la nos llevará más rápido a nuestro objetivo.  Tampoco olvide tomar en cuenta si quiere diversificar su portafolio o si prefiere un solo tipo de inversión.  Muchos prefieren todos los huevos en una canasta, aunque la mayoría recomienda lo contrario.  La idea es tener más control y poder reaccionar más rápido a los cambios del mercado.  Mi filosofía es no poner sólo huevos en la canasta:  Acciones, inmuebles, certificados de depósito, bonos, materia prima y divisas.  Éstas son las posiciones que más trabajo en mi portafolio de inversiones.

Trate también de informarse y saber mucho antes de hacer cualquier inversión.  Asista a seminarios especializados y no se deje asesorar de personas que no tienen inversiones.  Ellos no podrán hablar con experiencia, y si fueran tan buenos asesores, entonces tendrían ya una fortuna propia.

Diego A. Sosa
Escritor y Consultor