Trabajo y nutrición

septiembre 19, 2012 0 Por admin

Santo Domingo D.N

Es importante que cada individuo logre combinar su estilo de alimentación con los hábitos de actividad diaria que su trabajo le demanda. Por esta razón, lo primero es saber a qué nos referimos con nutrición.

Podríamos definir a la nutrición como el difícil arte de lograr que las proteínas, los carbohidratos, las grasas, las vitaminas, los minerales y el agua lleguen a nuestro organismo de manera equilibrada.

Todos nos alimentamos, pero no siempre de manera racional, lo cual puede ser producto del estilo de vida, de las preferencias gastronómicas, de la cultura imperante y hasta de la misma ignorancia.

Alimentación y nutrición no son sinónimos. El primer término hace referencia al consumo de alimentos, mientras que el segundo a la absorción por parte de nuestro organismo de todos los nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo y mente funcionen correctamente.

Esos nutrientes nos ayudan a mantenernos activos:

  • Los carbohidratos nos aportan energía, son el combustible que necesita nuestro cuerpo.
  • Las proteínas permiten que nuestros músculos se formen.
  • Las Grasas se obtienen de los alimentos, para producir tejidos y fabricar hormonas
  • Las vitaminas regulan funciones corporales, por ejemplo, la vitamina A mantiene suave y flexible la piel; mientras que la vitamina D es súper importante para el desarrollo de huesos y dientes sanos y la vitamina C protege el sistema inmunológico.
  • Los minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio, entre otros, son los que fortalecen nuestra estructura.
  • El agua compone la mayor parte de nuestro cuerpo (entre un 50% a 70%, según la edad, los músculos y grasa que se tenga), la necesita para la digestión, regular la temperatura corporal, y para eliminar los productos residuales del cuerpo.

¿Por qué la nutrición es un arte difícil?
Porque nos cuesta pensar, medir y coordinar en cómo lograr que todos los nutrientes se incorporen a nuestro organismo de manera balanceada. Este es nuestro desafío para futuras notas.

La receta

Ensalada capresa con rúcula sobre rodajas de jamón cocido

  • Rodajas finas de jamón
  • Rúcula
  • Tomate
  • Queso mozzarella
  • Albahaca
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta al gusto
  • Jugo de limón
Lavar y cortar los tomates en rodajas iguales que la mozzarella. Lavar la rúcula. Disponer en un plato el jamón sobre la rúcula, una rodaja de tomate, una de mozzarella y repetir. Decorar con la albahaca. En un bol emulsionar con un batidor el aceite de oliva, la sal, la pimienta y el jugo de limón. Verter sobre la ensalada y mantener en la nevera hasta el momento de servir. Puede servirse como acompañamiento de carnes (en este caso obviar el jamón), como entrada o plato principal (agrandar la porción). *Estos ingredientes nos proporcionan proteínas, fibras (carbohidratos), grasas insaturadas, vitamina B – C – E, calcio, fósforo y potasio.
 

Alejandra Brunet