Employer Branding: Ser el mejor, para trabajar con los mejores

Satisfied smiling business woman compiling a form for a job recruitment or interview at office

Reportaje de Adya, Recursos Corporativos

Revista AMEDIRH

 

El concepto de Employer Branding es más que un término de moda, surgió por primera vez a mediados de los años 60 en Reino Unido y Estados Unidos, aunque logró su consolidación  cmo disciplina organizacional en los noventas.

Desde entonces se ha extendido rápidamente en el panorama empresarial. Su definición puede variar entre unas compañías y otras, pero puede resumirse en: construir una marca a partir de estrategias de Recursos Humanos y Marketing a largo plazo, dirigidas a gestionar el conocimiento y las percepciones de los empleados (actuales y potenciales) acerca de una empresa en particular.

Desde entonces las condiciones del mercado laboral han evolucionado de forma sustancial, sobre todo en los últimos 10 años; a pesar de la crisis económica y el aumento del desempleo, el talento se está volviendo escaso, y ha creado una paradoja: millones de personas con dificultades para encontrar un empleo remunerado conviven con empresad que se tienen que esforzar cada vez más para retener el talento de mayor valor.

Cuesta creer que las empresas necesiten perder el tiempo intentando atraer el talento, pero todos los días se enfrentan a dos grandes problemas: por un lado el impacto tecnológico hace que necesiten perfiles con mayores capacidades técnicas y/o experiencia; esto obliga a las empresas a buscar personas que se hayan desarrolladao principalmente con los competidores directos, a la vez que se defienden de las presiones de su competencia para conseguie retener a sus personas clave, generando preocupación , pues le proporcionan a su personal valioso entrenamiento y cuando menos lo esperan esos trabajadores renuncian para irse con la competencia.

Por otro lado, la inexorable fuerza de la demografía nos trae una nueva generación de más de dos millones, de entre 19 y 32 años, la de los millenials, con valores y criterios distintos a los anteriores, quienes eligen empleos que les provean, ante todo, balance para disfrutar su trabajo y su vida.

Ahora el reto es adecuarse a lo que las nuevas generaciones demandan y los millenials tendrán que prepararse lo suficiente para lo que las corporaciones requieren.

Los portales de empleo están llenos de publicaciones con el típico discurso de  reclutamiento: “empresa líder en el sector”, “únete al mejor equipo”, “te ofrecemos el mejor desarrollo personal y profesional”. Eeste tipo de afirmaciones no pieden validarse por nadie más que sus propios colaboradores, es por eso que diversas organizaciones se han especializado en recolectar esta información, demostrando a través de mediciones que los mejores lugares para trabajar se construyen día a día por la relación entre colaboradores y líderes, no a través de un check list de políticas y prácticas.

Pareciera que Google, Gentera y Airbnb no tienen nada en común, sin embargo, se trata de tres firmas que hoy lideran a sus sectores gracias a las prácticas que han venido impulsando como sus estandartes, desde su creación.

Estas organizaciones han trabajado más en su interior que en su exterior, más allá de su constante empuje en cuestión de tecnología e innovación, utilizan la confianza como eje fundamental a través de la credibilidad de los líderes, el respeto con el que los empleados sienten que son tratados y la justicia con la que esperan ser tratados. Todo esto genera un alto grado de orgullo respecto a la organización y una conexión auténtica con los colaboradores.

 

 

Be the first to comment on "Employer Branding: Ser el mejor, para trabajar con los mejores"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*