foto_128407_0_opt

Munich, Alemania. Un hombre de 94 años, se escapó de un hospital de Munich, Alemania, donde estaba internado para tomarse una cerveza y festejar de esa manera su cumpleaños.

Según informó la Policía alemana, un testigo vio al anciano en una estación de metro esperando con su bata y una aguja intravenosa todavía conectada en su brazo izquierdo. Después de un llamado a la línea de emergencias, un móvil policial se hizo presente y pudieron constatar que el hombre se había fugado de una clínica. El anciano declaró que se había escapado y estaba en camino a una cervecería a festejar su cumpleaños.

Finalmente, el hombre fue acompañado al hospital donde los médicos acordaron permitirle tomar una bebida, siempre y cuando sea en su habitación.