Picture6En algunos entrenamientos tengo la oportunidad de buscar inspirar las personas que asisten.  Lo interesante es que muchas veces en que estoy buscando qué me inspira a mí, también conozco personas a mi alrededor que están en la necesidad de ser inspirados: quizás esperando alguna noticia, o para escribir una nota bonita alguien, o tal vez alguna gran idea. Buscamos inspirarnos a tener una meta o simplemente a dejar que llegue esa mujer/hombre que empiece a darle nuevo significado al amor.

Una persona con quien hoy ya tengo una gran amistad, una vez estuvo en un entrenamiento conmigo y me dijo:
— Es que no estoy motivado. Ricardo, dime algo que me inspire. Inspírame, Ricardo.

En ese momento me lo pedía como si fuese obligatorio inspirarse, y unas palabras mías su máxima salvación. Lo único que pudo salir de mi boca en ese momento fue:? ¡Inspírate tú!

Es fácil creer que lo vas a lograr y confiar en el mundo, decirles a todos que el mundo es bello y la vida es preciosa cuando la tienes, cuando tienes dinero, cuando tu pareja te quiere y estás con ella, cuando logras el dinero que te propusiste, cuando todo lo que deseas se manifiesta de una manera u otra. Lo happy wheels complicado es cuando tu pareja te acaba de dejar, cuando la gente te desprecia, cuando estás sin un peso en la cartera, cuando no parece que la situación va a cambiar. Ahí es que inicia tu momento con la persona más importante: el YO interno que siempre ha estado esperando que despiertes tu conciencia para entender que no estás en control de nada y todo lo que te sucede sirve el propósito perfecto del momento.

Lo puedo resistir y batallar hasta el final, puedo pensar que es insólito lo que acaba de suceder. La cuestión es que no estamos lo suficientemente inspirados. Muchos están pendientes de cómo hacer las cosas y cómo no hacerlas pero, ¿de qué vale? ¿Realmente se necesita saber cómo hacerlas? ¿O nos estamos estableciendo excusas, barreras o creencias que existen sólo para cuestionar ese cómo que no tiene ningún tipo de importancia?

“CUANDO SEAS CAPAZ DE OPERAR DESDE TU SER VAS A CREAR LO QUE QUIERAS EN TU VIDA”. Es decir que cuando dejes al interno desarrollarse a su máxima expresión, los “como” de la vida pasarán a ser cosas del pasado.

He fracasado en muchas cosas, pero qué bueno que no he fracasado en inspirarme. Y tú, ¿te atreverías a inspirarte?