España. La empresa BBVA no aplicará el aumento salarial del 1,25% pactada en el convenio de la banca por la desviación del IPC para sus trabajadores, al decidir compensar este incremento con los complementos personales o retribuciones acostumbradas. Esta medida supone ‘congelar’ en la práctica el sueldo de unos 15.000 trabajadores del banco en España, según han informado a Europa Press en fuentes sindicales.

Las fuentes precisan que esta congelación de los sueldos de parte de la nómina suma tres años consecutivos, tras la pactada en 2011, y la absorción de la subida en 2012. BBVA contaba con una plantilla de 31.697 empleados en España al cierre de diciembre 2012.

La entidad presidida por Francisco González comunicó esta decisión a los sindicatos en febrero, siendo efectiva la congelación desde el primer mes de este año. Desde Comfia-CC.OO, explican que BBVA no abonó este 1,25% de subida en la nómina de enero, un retraso que finalmente se convertirá en permanente durante este ejercicio, y lamentan la falta de sensibilidad del banco con su plantilla.

Esta posibilidad de ‘congelar’ en la práctica el salario de algunos trabajadores es una práctica generalizada en el sector bancario “desde siempre”, según informaron a Europa Press fuentes del sector. De hecho, el banco Santander aplicó la misma medida para sus empleados, lo que afectará, según los sindicatos, a una “parte importante” de la nómina de la entidad en España.