Por Lourdes Gómez

 

Desde hace tiempo se ha estado hablando y asignándole nombres a las emergentes generaciones: baby boomers, “X”, “Y”, Milenio, Generación Net, y ya se está platicando de los jóvenes de la próxima generación “Z”.

En lo referente a la captación de talentos, nos encontramos ante la búsqueda de individuos calificados, que  puedan accesar a los portales de inserción de datos, base de las fuentes de empleo.

El candidato de la Generación Net se distingue porque diseña su currículum o perfil en una sola página, a la cual integra foto digital; al presentarse a la entrevista, llevan su memoria o drive con su resumé, siempre listo para ser transferido o enviado al empleador que así se lo solicite.

Los portales o páginas de vacantes se han convertido, para los cazadores de talentos como medio indispensable de reclutamiento, principalmente por el ahorro significativo  versus los costos de publicación. El procedimiento anterior, conocido por los reclutadores, era publicar la vacante con la información de la empresa (dirección  postal o física) para el depósito de currículum, recibiendo un cúmulo de documentos ocupando espacio y tiempo de revisión y análisis del responsable del proceso de reclutamiento. Las empresas de la Generación Net, al momento de depurar registro de candidatos, lo hacen  desde el computador, lugar en  el cual poseen  folders, carpetas u archivos de hojas de vida, debidamente clasificadas y categorizadas por posiciones y profesiones, lo cual permite una eficiente y más rápida  revisión,  ahorro de personal, de espacio físico, y hasta de mobiliario.

Las páginas virtuales de los “Headhunters” están copadas de profesionales de  diferentes campos de formación, experiencias, habilidades, destrezas y competencias, los cuales ofertan una diversidad de oportunidades que enriquecen a todos aquellos individuos que desean y aspiran a ubicarse en el plano laboral. Estos portales permiten a los jóvenes, utilizar y recibir en su teléfono inteligente, alertas de oportunidades de trabajo,  y rápidamente deciden concursar, dependiendo de lo atractivo o no, de la posición ofertada, concertando cita de entrevista rápida y eficientemente.

Los profesionales de esta Generación Net, aplican en las empresas que están tecnológicamente desarrolladas,  gracias a la formación obtenida en las universidades con recursos  tecnológicos tales como: media training,  data show, portales educativos, ´blogs´, bibliotecas virtuales, conferencias pre-grabadas,  videos, aulas virtuales, pizarras digital inteligente, mesas interactivas, pantallas planas táctiles,  significando todo esto una importante expansión del mundo académico y del desarrollo profesional del individuo.

 

La Generación Net es veloz,  impaciente,  desafiante,  arriesgada,  retadora,  ambiciosamente profesional, y cree en la carrera mediática a corto plazo sin muchas promesas, prefiriendo el “here & now”, el aquí y el ahora, ya que aprecian lo tangible, lo concreto; no se involucran o se identifican tan fácilmente con la organización, a menos que sean apropiadamente compensados, valorados y reconocidos en toda la dimensión de su aporte; casi siempre, y para ellos, tiene sentido de urgencia, no valoran la antigüedad en el servicio, ni los planes de sucesión y mucho menos los planes de pensión; pues su desarrollo gerencial está basado en sus competencias intratégicas y estratégicas, que les sirven de complemento junto con las cardinales de la compañía a la cual ingresan. Estas últimas son  entregadas como parte del programa de  inducción.

Prefieren las empresas que tienen Gerencias de Gestión Humana vanguardistas, de quinta generación, donde los planes de desarrollo son individuales, focalizados, medidos con cuadros de mando integral y sobre todo buscan que les genere a ellos un plan de carrera, conjuntamente con una compensación variable, flexible o un pago de un sólo paquete “lump sum” atractivo, atado al buen clima y cultura organizacional, sin menospreciar que lo que más añoran y aprecian es que el Líder de la Organización sea un Directivo con Inteligencia Emocional Competitiva.