sddd

A través de la educación gerencial se puede adaptar este cargo que abre las puertas de la comunicación con la empresa.

Por Kathia Hernández
Se denomina gerente a quien está a cargo de la dirección o coordinación de la organización, institución o empresa, o bien una parte de ella como es un departamento o un grupo de trabajo.

El concepto más cercano a este puesto es directivo y sus funciones variarán según el tipo de departamento que maneje.

En la mayoría de las empresas, este cargo o quienes están al frente del mismo se mantienen distantes a los empleados y actividades, lo que convierte este puesto en un espacio aislado.

Sin embargo, según expertos el mejoramiento de las habilidades y destrezas de los gerentes de una empresa proporciona resultados más eficaces y la ventaja de contar con un personal competitivo.

Para ello, se recurre a una educación gerencial, que no es más, a consideración de especialistas, que enseñar a los gerentes a ser más abiertos y plantearse metas para el desarrollo interno organizacional.

Con este tipo de enseñanza,  el gerente aprende a intercambiar conocimientos e ideas con sus empleados y a establecer un esquema de continua comunicación y colaboración con los individuos que le rodean.

Cuando se enseña al gerente este tipo de relaciones interpersonales con el equipo, aprende de las relaciones grupales y organizacionales y de las respectivas experiencias emanadas de este conjunto de individuos.

Para desarrollar la educación gerencial, los especialistas recomiendan los talleres vivenciales, ya que lo consideran una herramienta excelente para que los gerentes se nutran de las experiencias grupales y de nuevas competencias.

Según ellos, esto ayudará a que aprendan a adquirir  nuevos roles de liderazgo, a delegar responsabilidades a otros y buscar soluciones innovadoras a los problemas de la compañía.

Otra forma sería, optimizar la educación de los gerentes a través de programas que incentiven la productividad, desarrollen la motivación para trabajar, contribuyan a mejorar el desempeño laboral y difundan nuevas formas de comunicación entre el directivo y su personal.