estudiarPara mejorar el rendimiento hay que organizarse. Pero no todos los seres humanos son  iguales ni tienen  las mismas circunstancias, objetivos o posibilidades.

Por Rossi Canela

Llega el mes de junio  y con él los exámenes de veranos, prepararse para salir con éxitos de estas dos semanas de estudio es primordial. Para lo mismo necesitarás organización y un buen calendario de estudio.

Criterios para la confección del horario de estudio:

 A partir del horario de clases, es conveniente dedicar cada día 5 minutos a repasar lo que se ha hecho durante la clase, leyendo la materia explicada por el profesor/a, revisando los ejercicios trabajados… a continuación hacer los deberes.

Además del trabajo diario es imprescindible dedicar tiempo a hacer un repaso semanal de los contenidos que se han trabajado durante la semana y que servirán para la preparación de los exámenes, y la confección de trabajos, lecturas, etc.

Debes establecer el calendario de estudio para los exámenes partiendo siempre de la fecha de realización (o de entrega de los trabajos) y valorando de forma realista el tiempo necesario para prepararse bien.

El horario debe ser flexible y modificable pero hay que ir con cuidado de no abandonarlo totalmente cada vez que hay exámenes.

Confecciona tu horario e intenta seguirlo a lo largo de dos semanas. Es importante que anotes cada día lo que realmente haces (utiliza los colores). Eso te permitirá saber si lo que te habías propuesto es adecuado y tu grado de cumplimiento.

Reflexiona y modifica el horario si lo consideras conveniente.