¿Cómo se destruye una pequeña empresa  en 12 meses…?

Corregir los errores a tiempo evita el fracaso. (Foto: Internet)

La falta de capacitación del empresario y directivo, la resistencia al cambio, y la falta en el control presupuestario y de gestión pueden llevar una empresa pequeña al fracaso.

El mundo no es tan estable como era ayer, y mucho menos que mañana. Gestionar un negocio pequeño va a ser más difícil en el futuro, a menos que se tomen las debidas previsiones. Para aquellos que pretenden sobrevivir en un negocio pequeño, no solo es necesario el trabajo duro, sino también hacerlo de manera inteligente.

Según revelan los análisis estadísticos, el 50% de dichas empresas quiebran durante el primer año de actividad, y no menos del 90% antes de cinco años. El 95% de estos fracasos son atribuibles a la falta de competencia y de experiencia.

La mejor forma de apuntalar sobre bases sólidas la continuidad y crecimiento de la empresa es reconociendo todos los factores pasibles de comprometerla.

A continuación, desarrollamos cada uno de los factores y los riesgos que acarrean.

• Falta de experiencia: La carencia de experiencia tanto en la administración de empresas, como en la actividad que se ha de desarrollar representa un elevadísimo riesgo para los pequeños propietarios. Ca recer de experiencia constituye en sí la base fundamental de todas las demás causas que llevan al fracaso.

• Falta de capital: Es fundamental contar con la suficiente cantidad de fondos sobre todo al inicio del emprendimiento, que haga innecesario la solicitud de préstamos, y contar con lo necesario para desarrollar las operaciones básicas requeridas

• Mala ubicación: Suele ser un factor no tenido debidamente en cuenta a la hora de comenzar determinadas actividades. Esta tiene suma importancia en cuanto a la facilidad de estacionamiento para los clientes, las características del entorno, las especialidades propias de la zona, los niveles de seguridad del lugar, la cantidad de personas que pasan por el lugar, los niveles de accesibilidad, ect.

• Mal manejo de inventarios: Relacionado al punto anterior, como así también a la carencia de información relevante y oportuna, lleva a la empresa a acumular insumos y productos finales o artículos de reventa en una cantidad y proporción superior a la necesaria.

• Falta de enfoque: Querer serlo todo para todos es algo insostenible en el tiempo. Esto está motivado en la incapacidad de atender eficaz y eficientemente todos los rubros y clientes, debido a no contar ni con los recursos humanos, ni materiales, ni dirigenciales para atenderlos de manera óptima.

• Excesivas inversiones en activos fijos: En este caso, nos referimos a hacer demostraciones mediante costosos gastos en remodelaciones y máquinas por encima de las necesidades y capacidades inmediatas de la empresa, quitando liquidez al flujo de caja.

• Problemas de comercialización. Esto tiende a dificultar y hacer poco rentable inclusive a los mejores productos y servicios que se tenga en oferta. En tal sentido, es fundamental planificar debidamente los sistemas de comercialización y distribución, gestionando debidamente los precios, publicidad y canales de distribución.

• Problemas de materias primas. La dependencia de determinadas materias primas o productos, los cuales por diversas razones puedan ser difíciles o costosos de adquirir, pueden impedir el normal desenvolvimiento de las actividades de la empresa.

ACCIONES QUE DESTRUYEN TU EMPRESA
Equivocaciones en créditos y cobranzas.
»»No contar con buenos sistemas de información.
»»Fallas en los controles internos.
»»Fallas en la política del personal.
»»Errores en la fijación de estrategias.
»»Falta en el control presupuestario y de gestión.
»»Graves fallas en los procesos internos.
»»Falta de capacitación del empresario y directivo.
»»Altos niveles de desperdicios o despilfarros.
»»Graves errores en materia de seguridad.
»»La resistencia al cambio.
»»Incapacidad para consulta.
»»Excesiva centralización en la toma de decisiones.
»»Mala administración del tiempo.
»»Tener expectativas poco realistas.
»»No conocerse así mismo.
Por Miguel Furque(Dominicano)