Por Kay Valenzuela
La brecha generacional y el cambio dramático en el comportamiento de los «Millenials» está desafiando a muchos gerentes al necesitar sostener una línea de comunicación y entendimiento que funcione.

Este artículo es muy enriquecedor para aquellos que quieran conocerles mejor y así poderle hablar en «su idioma» y obtener mejores resultados:

Lo que todo jefe debe saber sobre trabajar con Millennials

Los Millennials son la generación que actualmente está entre los 25 y 32 años. Un estudio realizado por PricewaterhouseCoopers en relación a cómo esta generación ve e impacta al mundo laboral y una encuesta realizada por Deloitte sobre las tendencias comportamentales de este grupo demográfico; apuntan que todo jefe debe entender a cabalidad con qué tipo de colaborador se están enfrentando.

Las pautas que deben tener claras con relación a su comportamiento son:

  1. Para los Millennials su trabajo lo es todo

En las generaciones pasadas las personas ingresaban al mundo laboral ya casados y probablemente con hijos, pero ya no. Toda su vida se conecta con su ambiente laboral, desde sus amigos, cómo se presentan, de lo que hablan en sus redes sociales y lo que piensan en su tiempo libre. Como este tema es el centro de su identidad, es fundamental que sepan que pueden avanzar y crecer. El truco en este punto es entender qué expectativas de desarrollo tienen y trabajar un plan personalizado a cada uno para que se sientan cómodos y así poder retener su talento en mi organización.

  1. El dinero no es el motivador más importante
    Esta generación no le interesa tanto el dinero sino otros temas como aportar a la sociedad, tiempo para vacacionar y explorar el mundo, oportunidades de formación, entre otros. Es decir, en vez de pensar en aumentos todo el tiempo se pueden ofrecer vacaciones más extensas, horarios flexibles, programas de formación en el extranjero, opciones saludables en la cafetería, programas de ejercicios en la oficina, entre otros.
  2. Los Millennials no son tímidos
    Esta generación no fue educada para permanecer sentados y en silencio. Ellos se han relacionado con sus padres y profesores no como con figuras de autoridad sino como compañeros y esto lo traen al lugar de trabajo. Dicen claramente qué quieren o necesitan y con fuerza plantean los temas con los cuales no están de acuerdo; esto puede ser percibido como irrespetuoso o agresivo, pero el emisor no tiene esa intención.
  3. Los Millennials no quieren pagar “derecho de piso”
    Las generaciones pasadas, aunque no estuvieran a gusto, entendían que el proceso para ascender era hacer trabajo rutinario, aburrido y pesado al inicio; esta generación no está de acuerdo con esto, ellos quieren hacer trabajo influyente y de impacto desde el comienzo. Es importante que las empresas aprovechen el potencial que traen las personas jóvenes para asignarles proyectos que pueden revolucionar el camino de la empresa.
  4. Están obsesionados con el emprendedurismo
    Según la encuesta hecha por Deloitte, el 70% de esta generación aspira a tener su propia empresa. Esto definitivamente puede ser un problema para el empleador porque puede ser que mientras lo emplea y entrena, éste está creando su empresa en paralelo. El estudio sugiere que las empresas le den espacios de formación en el tema a su personal. Google da el 20% del tiempo de trabajo a su personal para desarrollar proyectos de su agrado y Disney da dinero a su personal para desarrollar ideas innovadoras.