El Informe Mundial sobre salarios de la OIT advierte de una desaceleración en el 2013 en comparación al año 2012 e identifica desigualdad laboral

 

wcms_324957Santo Domingo

Kathia Hernández

 

«En Asia, el crecimiento del salario real en el 2013 alcanzó el 6% y en Europa Oriental y Asis Centra, casi el 6%; sin embargo, en América Latina y El Caribe el porcentaje fue inferior a 1% (una caída con respecto al 2,3% de 2012)».

Así lo especifica el Informe Mundial de Salarios  2014/2015, publicado por la Orgaización Internacional del Trabajo (OIT) en el mes de diciembre bajo el lema «Salarios y Desigualdad de Ingresos».

El informe manifiesta que el crecimiento del salario real sufrió una drástica caída durante la crisis del 2008 y 2009, registró un a cierta recuperación  en 2010 y posteriormente una nueva desaceleración.

Destacó que en el ámbito mundial, el crecimiento del salario mensual real promedio fue del 2,0% en 2013, una reducción con respecto al 2,2% de 2012, y aún tiene que recuperar los niveles anteriores a la crisis, cuando en 2006 y 2007 el crecimiento de estos rondaba el 3,0%.

La OIT por medio de este estudio precisó que las economías emergentes y en desarrollo, donde desde el 2007 el salario real ha venido aumentando, han impulsado el crecimiento salarial mundial en los últimos años.

El informe precisa que el salario medio sigue siendo considerablemente inferior en las economías emergentes y en desarrolllo con respecto al de la mayoría de las economías desarrolladas.

Detalló el ejemplo de que medido en el valor relativo en dólares, el salario medio mensual de los Estados Unidos es más de tres veces superior al de China. Se estima (a pesar de la difícil comparación de los niveles salariales )que el valor del salario medio mensual en las economías desarrolladas es de unos 3,000 dólares, frente a uno de aproximadamente 1,000 dólares en las economías emergentes y en desarrollo.

El Informe Mundial de Salarios también destacó que en muchos países, la desigualdad comienza en el mercado de trabajo, ya que las variaciones de la distribución salarial y del empleo remunerado han sido los determinantes fundamentales de las tendencias recientes de desigualdad.

Así mismo indica que tanto en las economías desarrolladas como las emergentes y en desarrollo, las fuentes de ingreso de la mayoría de los hogares dependen de los salarios.

Brecha salarial y discriminación 

El Informe Mundial de Salarios precisa que en casi todos los países hay brechas salariales entre mujeres y hombres y entre los trabajadores nacionales e inmigrantes. Las razones pueden variar de un país a otro y de un punto a otro de la distribución salarial.

Además, da cuenta de una brecha salarial entre los trabajadores de la economía formal y la informal. Esto quedó de manifiesto a causa de las diferencias salariales de los trabajadores formales e informales en países de América Latina.