EMPRESAS AMBIENTALES
Liderazgo, compromiso  y responsabilidad son algunos de los estándares que siguen las empresas para cumplir con el cuidado al medio ambiente.

Rossi Canela y Yasmin Reyes

Santo Domingo

En la Constitución de la República de enero del año 2010, los derechos y deberes ambientales adquieren relevancia jerárquica superior, se destaca el compromiso con la conservación del equilibrio ecológico y la protección del  medio ambiente. La misma  requiere la participación de ciudadanos organizados y conscientes de temas como el calentamiento global, la disposición de agua, la deforestación, los patrones de producción y consumo, así como los principios y valores que sustentan a esta sociedad.

En la casa, trabajo, comunidad o escuela se pueden iniciar actividades concretas para mejorar el entorno. Para lograrlo se observar el alrededor e identificar alternativas menos dañinas al ambiente, cambiar conductas y tomar decisiones basadas en el mejoramiento de la calidad de vida.

Algunas medidas que toman algunas empresas para cuidar el medio ambiente son las siguientes:

  •  Reciclado de los residuos: entre las acciones que cabría prever figuran el establecimiento de objetivos y la búsqueda de mercados.
  •  Gestión de los recursos: el uso racional de los recursos debería fomentar la utilización de nuevas tecnologías y trasladar la carga fiscal a la utilización de recursos naturales.
  • Protección del suelo: área prioritaria en la que cabe destacar los problemas de la erosión y la contaminación del suelo, así como el acondicionamiento del terreno.
  • Medio ambiente urbano: mejorar la calidad de vida de las ciudades requiere la actuación en varios frentes, entre los que cabe destacar la planificación urbana y la gestión de los residuos,la reducción de las fuentes que originan desechos sólidos.
  • El reciclado: que incluye la reutilización, el uso de combustible alterno y el confinamiento de residuos. El uso de materiales reciclados y reciclables para los empaques –como cartón y plásticos–, y el correspondiente uso de símbolos de reciclado para la codificación de los empaques de plástico.
  • La eliminación de metales pesados:  presentes en tintas de impresión, así como colorantes que pudieran dejar residuos peligrosos al incinerarse o al confinarse.
  • Reducción del volumen y peso de los empaques  la utilización de un mínimo de material para etiquetar nuestros productos y proteger su contenido

Medidas que toma el empleado para cuidar el medio ambiente.

Por su parte los colaboradores de algunas instituciones en el país  se comprometen en seguir  las medidas,  enlistadas a continuación como parte de su vida diaria,  para proteger tanto el ambiente laboral como el medio ambiente:

  • Segmentación de los desechos.
  • Modulación de la voz, para esto se imparten cursos y talleres dentro de la empresa misma.
  • Reciclaje de papeles
  • Optimizar el uso del aire acondicionado
  • Evitar enviar documentos por mensajería (Utilizar correos electrónicos)
  • Apagar los aparatos electrónicos (computadoras, Fotocopiadoras, Sumadoras, etc.) cuando termina la labor diaria.
  • Evitar el uso de desechables
  • No abusar de los productos de limpieza.
  • Cerrar las llaves en los baños y apagar las luces una vez terminado el uso del mismo.
  • No tirar basura en las calles
  • ·         de los ecosistemas más valiosos y frágiles de la Unión.

Otro punto destacado en la necesaria relación que debe existir entre la empresa y el medio ambiente es el factor social.

El cual  hace alusión a que las sociedades actuales exigen y prestan mayor atención al respeto del medio ambiente que hagan las distintas empresas. Incluso rechazan contundentemente los actos empresariales que contaminan al aire, las aguas o desprenden tóxicos. Encabezando este nuevo papel de las sociedades, se puede  citar a los grupos ambientales que se encargan de poner a luz “los trapitos sucios” de las empresas.

Esto último, sin lugar a dudas, desprestigia a las empresas dándoles una imagen negativa lo cual, consecuentemente y como un efecto dominó, se traduce en pérdida de clientes, ventas, ganancias hasta, en los peores casos, caer en el cierre del negocio.

Así que, en el último de los casos, los empresarios deben considerar al cuidado del medio ambiente como una estrategia de marketing que mejora su imagen y posicionamiento en el mercado.