guillermo

Uno de los aspectos de mayor interés en los empleados es lo relativo con la jornada de trabajo. De acuerdo con el Código, la jornada de trabajo establecida es de 44 horas semanales, divididas preferiblemente en cinco días laborales de ocho horas cada uno, cuatro horas el día sábado con una jornada hasta el mediodía y el día domingo libre. Es decir, 36 horas o un día y medio libre por semana.
Coda jornada debe ser interrumpida por un período intermedio de descanso de una hora después de cuatro horas consecutivas de trabajo, y de una hora y media después de cinco horas consecutivas.
Pero, la jornada de trabajo no siempre es por un período de ocho horas diarias o 44 horas semanal como máximo. Pudiendo ser menor o mayor, es menor, cuando se trata de tareas peligrosas o insalubres.
En este tipo de tareas, la jornada de trabajo no podrá exceder las seis horas diarias o 36 horas semanales. El Ministerio de Trabajo es la institución encargada de determinar cuáles tareas se consideran peligrosas o insalubres para la condición de los trabajadores.
El Código de Trabajo permite que los empleadores y empleados se pongan de acuerdo para establecer horarios corridos de labores, sin descanso intermedio, pero aclara que no pueden exceder 10 horas por día en labores comerciales, y nueve horas máximo para actividades industriales, además de que “en ningún caso, la jornada semanal puede exceder de 44 horas”.

Los trabajadores tienen derecho a un descanso semanal ininterrumpido de 36 horas, es decir, un día y medio o tres días cada dos semanas. El Artículo 164 del Código de Trabajo expresa que el trabajador que preste servicio en el período de su descanso semanal, puede optar por recibir su salario ordinario aumentado en un 5% o disfrutar en una semana siguiente de un descanso compensatorio igual al tiempo de su descanso semanal. Los días declarados no laborables por disposición legal, serán remunerados para el trabajador, a menos que coincidan con el día de descanso semanal establecido. Es decir, que en todos los casos en que el día no laborable no coincida con el día de descanso establecido, hay que pagarlo de manera extraordinaria al trabajador. El artículo 156 de la Ley 16-92 dice: “Las horas de trabajo rendidas en exceso de la jornada normal y en los días declarados legalmente no laborales deben ser pagadas, sin excepción alguna extraordinariamente al trabajador, en la forma establecida en el presente Código”. Esto quiere decir, que en forma adicional al cálculo de 44 horas laborales cada semana, se aplica un día y medio libre, y se deben pagar como remuneración adicional los días no laborales dentro de la jornada de trabajo previamente establecida.