dudas-contrato-trabajoLos contratos laborales es un acuerdo por el cual una persona (empleado) se obliga a prestar un servicio personal a otra persona natural o jurídica (empleador), bajo dependencia y a cambio de un salario.

Por Rocío García Durán

Santo Domingo

Las entrevistas de trabajo son el talón de aquiles de muchas personas, pero muchos logran superar esto y escalar un peldaño más en la contratación con una empresa. Sin embargo, el proceso no termina allí, sino que todavía hace falta conocer un aspecto muy importante: el tipo de contrato con el que estarán sujetos el empleador y el futuro empleado.

Este documento es un acuerdo por el cual una persona (empleado) se obliga a prestar un servicio personal a otra persona natural o jurídica (empleador), bajo dependencia y a cambio de un salario. En el documento se debe especificar los términos, condiciones y obligaciones de ambas partes y se acuerda su duración y limitaciones.

En el universo de los Recursos Humanos existen 16 tipos de Contratos de Trabajo, pero solo algunos son los más usados, estos pueden ser: Contratos Definidos e Indefinidos.

Los contratos definidos son también son llamados Contratos Temporales y responden a una duración determinada de antemano y generalmente se utilizan para el cumplimiento de una tarea en específica o cuando las actividades propias de la empresa, acumulación de tareas o exceso de trabajo, así lo ameriten.

Los contratos definidos se caracterizan también por no tener derecho a indemnización e  incluye en el momento de su celebración previsiones sobre plazo, condición u otra circunstancia que produzca su extinción.

Mientras que los indefinidos son llamados Contratos Fijos y no tiene fecha de vencimiento, por lo que es válido hasta que se den ciertas causas justificadas: despido, jubilación o fallecimiento del trabajador.

Los requisitos para los Contratos Indefinidos son más rigurosos que los Contratos Definidos por su naturaleza imprecisa, en este tipo el empleador y el empleado reciben una serie de beneficios y obligaciones más detalladas pautadas en un acuerdo verbal o escrito.

Se debe destacar que la amplitud de los Contratos Indefinidos arrastra a otros tipos de contratos a que paulatinamente se convierten en Indefinidos, por ejemplo, los contratos formativos y los de tiempo parcial.

Diversos especialistas han definido los pros y los contras de cada convenio y han expresado que el uso de estos dos contratos (Definidos e Indefinidos) van a depender de la naturaleza del empleo y de las obligaciones tanto de la empresa para con el empleado y viceversa.

¿Qué tan conveniente puede ser para usted un contrato u otro?

De acuerdo con Malky Ferro, abogada laboral de la Universidad Externado de Colombia, no hay un contrato mejor que otro, sino que cada uno es diferente y el beneficio dependerá de las necesidades y preferencias que el empleado tenga.

“No se puede decir que un contrato a término indefinido sea mejor que uno a término fijo, ni que un contrato por obra sea mejor que uno por prestación de servicios. Todos son legalmente vigentes y establecen obligaciones para ambas partes”, explicó Ferro.

En tanto, la página FinanzasPersonales.com.co explica en qué consisten las principales modalidades de contratos laborales.

Contrato a término fijo:

Ventajas

– El empleado tiene estabilidad real por el tiempo pactado.

– Las indemnizaciones por finalización del contrato son superiores.

– El trabajador puede esforzarse un poco más a fin de lograr las prórrogas de su contrato.

– La relación laboral puede terminar a la expiración del plazo, sin el pago de indemnización alguna.

– El trabajador es evaluado y a partir del resultado la empresa toma una decisión con fundamento para la expiración anticipada del contrato.

Desventajas

– El trabajador puede sentirse desmotivado, sin sentido de pertenencia y responsabilidad con sus labores.

– Para la empresa representa un desgaste administrativo al tener que controlar continuamente los vencimientos contractuales.

Prestación de servicios:

Ventajas

– Genera oportunidades laborales ocasionales que permiten la empleabilidad rápida y a corto plazo.

– Puede utilizar este tipo de contrato cuando en la empresa se den laborales ocasionales y que no tienen un tiempo de ejecución determinado pero sí determinable.

– Se da por terminado el contrato en cualquier momento o una vez culmine la obra para la cual fue solicitado el trabajador, por lo cual, no representa una obligación de pago de indemnizaciones a cargo del empleador.

Desventajas

– No genera ninguna posibilidad de crecimiento, estabilidad ni motivación en el talento humano, debido a que no determina garantías laborales.

– Si no se maneja adecuadamente, podría crear riesgos profesionales frente a reclamaciones y demandas.

– No se pueden calcular periodos de prueba y posibles indemnizaciones por lo que se aumenta el riesgo jurídico para la empresa.

Contrato a término indefinido:

Ventajas

– Genera estabilidad y confianza en el trabajador, al tiempo que representa mayor compromiso, sentido de pertenencia con la empresa y respeto por sus labores.

– Permite al empleado participar activamente en los distintos programas y políticas internas de la organización.

– Remunera mediante salarios y prestaciones, según lo dispone la ley.

– Facilita la adquisición de bienes y servicios a largo plazo.

– Otorga credibilidad a la organización con lo cual retiene el capital humano más valioso.

– Termina intempestivamente, solo si el empleador paga la indemnización por terminación sin justa causa la cual, en ocasiones, es inferior en este tipo de contratos para las compañías.