ricarado tiradoQuizás vivimos en una utopía, en una realidad aparte, un lugar donde muchos quisieran vivir pero pocos se atreven, un mundo de tierra movediza… o quizás el futuro nos está invitando a que en el día de hoy lo empecemos a vivir como deseamos.

Nos vemos hoy en la necesidad de inventar algo que nos sirva como un puente para conectar nuestra realidad actual con lo que día a día nos está sucediendo, el cambio constante, las nuevas tendencias y el mundo cada vez más conectado…

Nietzsche dijo “La grandeza del hombre está en ser un puente y no un fin”. ABBONDANZA nace de esa realidad, de que somos ese puente; y cada persona que lee este artículo puede ser un puente también. La pregunta obligada es ¿un puente a qué, a dónde? ¡Al futuro! A una manera de vivir y de hacer negocios diferente, a la evolución y al cambio constante, a una nueva etapa de la humanidad, hoy.

En la actualidad, estamos mucho más conectados de lo que pensamos, y a la vez, más lejos de lo que realmente queremos. Algunos sabios dirían que estamos en la economía del conocimiento (utilizándolo como elemento fundamental para generar valor y riqueza por medio de su transformación a información), y que la inversión en capital intangible crece considerablemente más rápido que el capital tangible… Si queremos ir a la par con la evolución global, debemos entender que para generar algo distinto necesitamos enfocarnos en nosotros mismos más que en lo material que nos rodea.

ABBONDANZA, este mensaje que hoy es parte del mundo, que se acerca a ti a través de una conferencia de unas pocas horas, se basa no sólo en la optimización de lo que ya tenemos, sino también en potenciar lo que deseamos crear en los próximos años. Es impulsar la posibilidad de aprovechar el cambio exponencial que podemos lograr de nuestra realidad, conociendo los cambios culturales y mundiales que están sucediendo.

Es tiempo de ver lo diferente en el mundo a través de las nuevas ideas que podemos crear, ideas que nos llevan a influenciar lo que hace años no podíamos. Pero, sobre todo, es tiempo de cambiar cómo regimos nuestras vidas hacia el nuevo camino mundial. Quizás no sea fácil, pero sí será divertido.

Con ABBONDANZA, nos lanzamos a crear la nueva generación del cambio, para beneficio de todos. Hay un universo de posibilidades, y depende de cada uno de nosotros el decidir ser parte de la oportunidad que nos permita a todos obtener lo que siempre hemos querido.