Cada día, más mujeres eligen trabajar hasta el noveno mes de gestación.

Recomendaciones

• No hacer horarios variables, ya que pueden alterar el ritmo hormonal, provocando insomnio y cansancio.

• Evitar la postura erguida prolongada. Esta provoca la compresión de las venas abdominales, causada por el aumento del volumen y del peso de la panza, reduciendo la circulación pélvica y acelerando la frecuencia cardíaca. • No levantar peso, evitar los empujones y agacharse. ya que esta posición causa presión sobre el útero. Los esfuerzos excesivos y prolongados, sobre todo a partir del segundo trimestre, liberan hormonas relacionadas con el estrés.

• Se desaconseja trabajar más de 40 horas semanales.

• Evitar situaciones de estrés, que pueden tener efectos negativos sobre el flujo de sangre al feto.

• Realizar ejercicios de relajación, respiración y preparación para el parto.

Cada vez son más las mujeres que eligen trabajar hasta el 9no mes de gestación, ya sea por cuestiones económicas, miedo a perder el trabajo o simplemente para evitar la inactividad hasta el momento del parto. De todas maneras, los médicos señalan que es importante que las mujeres embarazadas permanezcan sin muchas actividades los últimos 45 días antes de la fecha prevista para dar a luz para que lleguen en buenas condiciones físicas a ese momento.

Es muy importante que las embarazadas, al consultar por primera vez con su médico obstetra, especifiquen qué tipo de tareas realizan en su trabajo, si involucra esfuerzo físico y si están en contacto con sustancias tóxicas o con niveles acústicos elevados.

Es fundamental, además, que la familia la ayude a trabajar menos horas y que colabore en las tareas de la casa para alivianarle el trabajo doméstico.