Lourdes Gómez

Una de las palabras que escuchamos con más frecuencia para denominar al grupo de empleados que conforman las empresas dominicanas es “Empleomanía”, la cual surge del prefijo: Empleo y Manía.

Empleo es el trabajo realizado en virtud de un contrato formal o de hecho, individual o colectivo por el que se recibe una remuneración o salario. Al contratado se le denomina empleado y a la persona contratante empleador. (Wikipedia).

El término “Manía” significa: deficiencia, carestía, defecto, penuria, pobreza, inercia, pereza, ocio. Las palabras más comunes que suelen llegarnos a nuestros pensamientos son: Cleptomanía, Megalomanía, etc.

Es así como queremos llamar al equipo de trabajo y empleados que nos dan su esfuerzo, capacidad y talento?, vamos a modificar nuestro lenguaje y seamos cautos en NO denostar a los hombres y mujeres que conforman la fuerza laboral de nuestra organización.

Los Gerentes de Gestión Humana pueden explicar qué sentimientos y sensaciones perciben los empleados cuando se les nombra de esta manera, a sabiendas de que un punto de valor para ellos es la ilusión y el respeto de su empleador.

Vamos a llamar a nuestro equipo de trabajo: Líderes, Talentos, Empleados y cualquier otra denominación que no sea peyorativa, con la que nos ganemos su consideración, aprecio y valía. En el Programa Cultura Organizacional y Provocando el Cambio de Angela Marzo, facilitadora internacional que volverá al país nueva vez los días 25 y 26 de abril de este año, podrás aprender a desmitificar los conceptos, rituales, creencias, sistemas, conductas que tanto utilizan nuestros Ejecutivos o Empresas.