entre2vero

Por Providencia Rossi Pujols
Fotografía de Jhonny Rotestán

¿Cuáles son las trabas al fortalecimiento de la micro, mediana y pequeña empresa?

Los impuestos. Creo que el Ministerio de Industria y Comercio, la Dirección de Impuestos Internos y PROMIPYME, deben hacer un acuerdo para ablandar la situación.

Este acuerdo debe consistir en un plan piloto con varias empresas, el cual debe tener como meta la formalización de las PYMES, dándoles facilidades de instalación y un año exento de impuestos, hasta que el negocio despegue. Así se evitaría que muchos entren o sigan en la informalidad.

Abogamos a favor de que podamos venderle al Estado dominicano, el 20% de nuestra producción como establece la Ley 48808, que nos den las facilidades del fondo de garantía, y que el Presidente y sus funcionarios sean los primeros que se ajusten los gastos para nosotros entonces ir atrás.

¿Quiénes serán los más beneficiados con el desarrollo de la Micro, Pequeña y Mediana empresa?

Los más favorecidos serán los propietarios de la gran empresa, porque nosotros los pequeños no somos importadores, ya que compramos en el mercado local.

En el caso mío, que trabajo arte, si vamos a presentar un libro, el diseño, la impresión es de mano de obra dominicana. Si voy a trabajar la artesanía, la materia prima es producida en el país, como la marmolina, barro y la pega. En este proceso, las grandes empresas son las que se encargan de vender los artículos. Es decir, todos participamos de ese engranaje, de ahí la importancia de que no se debiliten ninguno de los dos.

¿Cuáles son las expectativas del sector con este gobierno?

Uno de los primeros encuentros que sostuvo el presidente Danilo Medina, durante su campaña fue con CODOPYME. Yo asistí como presidente de la Federación de Mujeres Empresarias y como Vicesecreta

ria del Comité Ejecutivo de CODOPYME.

De allá, salimos felices, porque vimos a un presidente empoderado, conocedor del tema. Cuando estaba en campaña nos dijo que era el mejor amigo de las PYMES, pero dos meses después se produjo el anuncio de la Reforma, que para nadie es una sorpresa. Es una realidad y sabemos que todos debemos pagar una cuota.

Nosotros, creemos que el Presidente es un hombre confiable, pero necesitamos que nos envíe el mensaje de que todos vamos a poner las cosas en su lugar.

¿Qué es un gestor cultural?

En el país, no somos muchos. Un gestor cultural trabaja con los artistas. Para realizar esta labor, sólo necesito un pequeño espacio, 100 sillas, unos micrófonos, un pódium, una bandeja, copas, con eso armo una gestión cultural, que puede ser la puesta en circulación de un libro, una conferencia, la exhibición de una pintura o un concierto.

¿Cómo llega a ser gestora cultural?

Estudié Administración de Empresas en EEUU donde trabajé por 15 años en mi profesión. Llegué al país en el 1984 y en 1989, renté el hostal Nicolás de Ovando, actualmente Sofitel. Allá, era la administradora, y lo convertí en un centro cultural, hasta que un día Pedro Mir me dijo “porque no haces una tertulia”, y le respondí, “si usted acepta, yo invitaría al profesor Juan Bosch para que ustedes sean mis invitados”. Ambos, estuvieron encantados, fijaron los martes y durante seis años ninguno faltó.

Esa es mi historia como gestora cultural. Siempre digo que Pedro Mir cambió mi carrera.

¿En cuáles proyectos

trabaja ahora?

Dirijo mi empresa particular “Ediciones Arcoíris Cultural”. Los últimos 4 años he trabajado para enaltecer la artesanía dominicana, invitando a artistas de la talla de Elsa Núñez para que, junto a un artesano, elaborara una muñeca con un certificado de originalidad, hicimos que Guillo Pérez pintara hermosas tinajas o las agendas de lujo que cada año circulamos con el apoyo del Grupo Corripio. Tengo una cartera de 40 artesanos con los que estoy desarrollando unas piezas criollas, son ideas mías, mi trabajo es la creatividad.