Según un estudio, la sobrecarga de gestión de información genera estrés y poca productividad en la empresa.

A pesar que la dinámica moderna de trabajo implica que toda información relacionada con la empresa se maneje a través de correos electrónicos, un estudio elaborado por la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, alerta que el exceso de correos electrónicos que se gestiona actualmente en las empresas está relacionado con un aumento de estrés en sus trabajadores, así como con la pérdida de productividad que presentan dichas compañías.

El correo no deseado, los mensajes que se reciben por suscripción, los correos abusivos o los mensajes electrónicos internos contribuyen a la saturación de los trabajadores que, al llegar cada día a la oficina, tienen que gestionar toda esa información.

Según Sauvajol-Rialland, profesora encargada del estudio, más del 90% de las personas con responsabilidades en las empresas cree que el flujo de información que gestionan es excesivo, en tanto que el 70%, admite que está saturado por los datos que maneja.

Mucha información tiende a sobrecargar (Foto: Internet)

 “El exceso de emails y de información en general acarrea riesgos sociales y psíquicos para los empleados y empobrece a la empresa.”
– Caroline Sauvajol-Rialland