COLOCACIÓN LABORAL

Tu actitud ante una feria de empleo no puede ser una de: «Por lo menos conseguiré unos cuantos lápices…». Para aprovechar al máximo la experiencia debes estar bien preparado.

 

FERIA DE EMPLEOPor Rossi Canela

Santo Domingo

Una feria de empleo es una oportunidad de oro para cualquier persona que se encuentre en búsqueda activa de contactar con nuevas empresas. Una buena preparación previa y unas metas bien definidas son las claves para no perderte entre la infinidad de candidatos y empresas que suelen congregar este tipo de evento.

Como cualquier otra herramienta de búsqueda de empleo, las ferias de empleo tienen sus puntos positivos y negativos, es por eso importante antes de definir tu estrategia que tengas claro con qué dificultades y fortalezas contarás.

La asistencia a una feria de empleo te permite conocer nuevas empresas, presentar tu candidatura y la posibilidad de establecer un contacto más cercano con las empresas, en algunos casos incluso conseguir una entrevista.

También es un buen momento para ampliar tu red de networking, no solo contactando con personal de RRHH, sino si es posible con profesionales de tu ramo.

Por otra parte, las empresas en este tipo de ferias saben que están haciendo lo que llaman atracción de talento, es decir, promocionando sus valores, su misión. Son conscientes que en caso de que seas un buen candidato la primera impresión cuenta y mucho en la toma de decisiones. Así que ten en cuenta este factor y si eres elegido no te rijas por esa primera impresión sino profundiza.

Es posible que, dada la afluencia de candidatos a este tipo de ferias, no puedas llegar a contactar con algunas de las empresas que has seleccionado previamente, y si lo consigues tendrás mucha competencia. Si se da este último caso asegúrate que la huella que dejas al entrevistador sea mayor que en cualquier otro contacto,para diferenciarte de los demás candidatos

¿Cómo  puede ayudar una feria de empleo?
Como parte intrínseca de todo proceso minucioso de recopilación de información, el valor de la asistencia a una feria de empleo es inestimable. La feria de empleo viene a ser, nada más y nada menos, que una concentración de empresas interesadas en contratar a individuos jóvenes. En las ferias de empleo puedes recabar la misma información valiosa sobre una industria o una empresa que podrías obtener en una entrevista informativa. Por otra parte, si confías en poder trabajar en tu zona, la feria de empleo te puede ayudar a identificar las empresas que contratan localmente.


Pasos de la preparación a la feria.

Los factores primordiales para triunfar en una feria de empleo son información, organización y adaptación.

Antes de la feria de empleo

Toma nota de las empresas que asistirán y si te es posible averigua el motivo de su asistencia (Ej si están reclutando becarios, personal para un proyecto determinado) y descarta aquellas que no cumplan con tus requisitos.

Haz una lista con aquellas que quieras contactar, llévala consigo el día de la feria.  Si ves que es imposible contactar con alguna de ellas, apuntalas en una lista paralela.

Elige tu vestuario (no hace falta que sea formal, ya que probablemente vas a pasar bastante rato andando y de pie, pero sí que denoté un grado de formalidad intermedio, te ofrecemos este post sobre vestuario de entrevista, como orientación).

 Durante la feria de empleo

Lleva una copia de tu CV contigo (mucho mejor en pen drive, copia en el correo electrónico). Es importante que vayas ofreciendo el CV a las empresas que te parezcan atractivas. Sé un poco selectivo.

Ve mentalizado con la posibilidad de que caiga una entrevista. Algunas empresas aprovechan este tipo de eventos para realizar entrevistas relámpago.

Si tu universidad organiza jornadas de empleo, donde asisten varias empresas a presentar sus programas de prácticas. Consultorías y multinacionales buscan que realices prácticas con ellos o el proyecto final de carrera (en caso de que tengas un buen expediente), no tomes ninguna decisión de hacer prácticas con ellos en la feria, estudia todas las opciones cuidadosamente e intenta buscar un actual becario para que te comente su experiencia.

Después de la feria de empleo

Saca tu lista paralela (la de empresas no contactadas) y trata de contactar con su departamento de RR.HH. Envía tu CV e informando de la imposibilidad de hacerlo llegar en la feria.