Jacobo Zavala, Gerente Regional de Cadena de Suministro, Yocasta Olivo, Superintendente de Compras, Javier Echeverria, Vicepresidente y Gerente de País y Yissel de Leon, Gerente Regional de Asuntos Legales.
Jacobo Zavala, Gerente Regional de Cadena de Suministro, Yocasta Olivo, Superintendente de Compras, Javier Echeverria, Vicepresidente y Gerente de País y Yissel de Leon, Gerente Regional de Asuntos Legales.

SANTO DOMINGO.- Con el objetivo de afianzar el compromiso de sus proveedores con altos estándares éticos, la empresa de zona franca de inversión canadiense Gildan  realizó su cuarta versión del “Encuentro Anual de Proveedores: Haciendo Negocios con Gildan”, en el que se abordaron las diferentes temáticas de los Códigos de Ética y de Conducta, herramientas vitales para mantener una relación de negocios entre el proveedor y la empresa.

El objetivo del encuentro es facilitar a los contratistas las herramientas necesarias para asegurar su participación y continuidad de negocios con la empresa, a través de la comprensión y adopción de los requerimientos legales y comerciales necesarios para tener una relación efectiva de negocios.

Gildan, promueve el hacer negocios con empresas que difundan sus principios éticos y de conducta corporativa. Para esos fines convocan anualmente a todos sus proveedores en pro de mejores relaciones laborales, profesionales y personales.

Algunos temas incluidos en la capacitación incluyen la cero tolerancia a prácticas de anticorrupción,  la no contratación de menores de edad, la protección y cuidado de los recursos naturales, la libertad de asociación y no discriminación, acoso o abuso, entre otros.

Se  ratificó el  compromiso empresarial de fomentar la sostenibilidad de  las operaciones en el país basados en principios y valores éticos reconocidos internacionalmente, en toda su estructura de encadenamiento productivo nacional. A la actividad asistieron proveedores, contratistas y empleados de Gildan.

GILDAN en la República Dominicana,  cuenta con más de 3,500 empleados directos en el Municipio de Guerra, la Zona Franca Las Américas y próximamente en el Parque Industrial de San Pedro de Macorís, haciendo de la responsabilidad y del compromiso con los valores éticos parte integral de cada empleado que labora en sus operaciones.