Jorge Minaya

MINISTRO DE JUVENTUD  

DSC0526S

Jorge Félix Minaya Contreras estudió Ingeniería Civil en la Universidad Dominicana Organización y Métodos (O&M). El partido que representa lo envió a Europa a estudiar y realizar diplomados relacionados con la dirección participativa, la formación política, las negociaciones, manejo de los medios de comunicación y liderazgo político.

Realizó siete diplomados en la Universidad Camilo José Clea en Madrid y es ingeniero en instalaciones eléctricas del Instituto Mauré en México.

Minaya considera que llegó a ser ministro por la inspiración política que lo caracteriza, su forma de pensar e ideología.

 

Frase a destacar: “Hemos triplicado la cantidad de becas que tiene el Ministerio, porque nos hemos abocado a un mercado técnico que genere un oficio inmediato al joven”.

¿Cuál es su función como ministro de la juventud?

El ministerio de la juventud es la institución rectora de las políticas públicas de juventud del Estado dominicano en su conjunto, tanto en las instituciones centralizadas del Poder Ejecutivo como en la parte municipal. La ley nos impera organizar los consejos municipales de juventud, los cuales por ley deberían recibir el 4% de todos los ayuntamientos del país en totalidad. Nuestra función es  ser rector de esos fondos que aplica el Estado para políticas de jóvenes entre 15 y 35 años.

¿Considera que los jóvenes dominicanos están recibiendo la capacitación y ayuda necesaria para su desarrollo intelectual?

Evidentemente no. Nosotros tenemos un inconveniente en toda la región y es que a los jóvenes en nuestro país los problemas generales les afecta tres veces más. Por ejemplo, con el tema de desempleo, en América Latina está comprobado que la tasa de desempleo de los países latinoamericanos  es tres veces mayor en los jóvenes. Al igual  que aquellos que tienen conflictos con la ley, los jóvenes que van a delinquir son más que los adultos de 35 años.

Lo que sí es que en esta administración que nos honramos en dirigir el presidente Danilo Medina nos ha dado la oportunidad, se han hecho transformaciones para la vida de la juventud dominicano, que van a tener su reflejo a corto, mediano y largo plazo.

Pudiéramos hablar por ejemplo de los consejos municipales de juventud, que en 12 años y 10 meses que tiene la ley de creada, fue promulgada en el año 2000; pues se había avanzado solo en la construcción de tres consejos municipales en los 12 años anteriores. Nosotros en tan solo 10 meses hemos logrado 40 consejos municipales, esto un avance nuca antes visto por ninguna administración.

Por otro lado, hemos triplicado la cantidad de becas que tiene el ministerio, porque nos hemos abocado a un mercado técnico que genera un oficio inmediato al joven, la posibilidad de hacer algún oficio y además la posibilidad de tener un empleo y avanzar en sus estudios.

En ese sentido hemos reducido el costo de las becas y hemos renegociado con algunas universidades el tema de costo de matriculación, para reducir los costos y ampliar las bases de becas.

También creamos el Programa para Capacitación de Empleo y Empredurismo. Todo lo que era el sistema de becas del Ministerio de la Juventud está abocado a este programa y la formación hacia las Pymes.

Nosotros hemos articulado este programa para diseñar cursos técnicos que sean necesarios en el empresariado, para que los jóvenes puedan entrar a la capacitación y obtener una pasantía o un empleo y también que los jóvenes que estén interesados en formar microempresas reciban capacitación y reciban microcrédito para trabajar sus empresas.

Estos programas están diseñados para crear 10, 000 empleos desde el Ministerio de la Juventud solamente, lo que nunca había pasado.

Vamos a cerrar este año con la creación de 10 mil empleos con nuestro programa de inglés y cultura para el empleo y crearemos alrededor de seis mil empleos en los Call Centers del país.

DSC0549SIndependientemente de lo que está haciendo el Ministerio a nivel general del país. ¿Cómo usted cree que se puede reducir un poco la tasa de desempleo en RD?

Todo se genera desde el Estado y creo que el mismo va por buen camino. Pero desde mi punto de vista y, eso es lo que estamos haciendo, nosotros tenemos una unidad que se está encargando de analizar las situaciones en el ámbito sectorial. Este consiste no solo en una salida general de la búsqueda de empleo sino analizando la potencialidad de la industria dominicana que son agricultura, el turismo, el empredurismo, ya que el dominicano en esencia es emprendedor y por ello se genera el 60% de los empleos  informales en el país, porque el dominicano busca la posibilidad de generarse el sustento.

En ese sentido, yo creo que debemos de trabajar, primero para impulsar a estos jóvenes y prepararlos, por ejemplo hay muchos de ellos que empiezan lavando piezas en los talleres de mecánica y se convierten en mecánicos. Si nosotros pudiéramos darle la oportunidad de tecnificarse en su área y luego darles formalidad a sus negocios a través de programas, cooperativas y Mipymes el panaorama laboral daría un cambio.

¿Muchas veces se dan casos en que los jóvenes tienen que dejar sus estudios por el trabajo, que opina usted?

La capacitación es para trabajar, los jóvenes se capacitan para ser recursos humanos capacitados para el mercado laboral, si hay jóvenes que dejan sus estudios para trabajar, quizás eso no está mal, lo ideal sería trabajar y estudiar, lo malo es cuando dejan sus estudios para delinquir y no hacer nada.

Por eso tenemos esa cantidad de NINI (ni trabajan ni estudian) y estamos creando un programa para darles un incentivo a esos jóvenes que ni estudian ni trabajan para que puedan pagar sus estudios y reinsertarse en sus estudios. Ese es el gran problema que tenemos, una cantidad de jóvenes sin educación ni empleo y por ende son victimas fáciles del crimen organizado.

¿Cree que a los jóvenes se les está dando más oportunidades de empleo?

Con esta nuevas oportunidades que se están abriendo en nuestros campos, con los créditos que se le están dando a los agricultores en la nueva reforma de la ley, donándole terrenos a los agricultores para trabajar, en los cuales hay que destacar que el presidente ha dispuesto que el 35% de esos terrenos sean destinados a jóvenes de menos de 35 años y son gestionados por el Ministerio de la Juventud, lo cual incluye, no solo el terreno sino capacitación y crédito, con estas oportunidades que se están creando creo que se va a reducir significativamente el tema del desempleo, pero también el tema de la migración del campo hacia la ciudad. Con relación a los empleos urbanos estamos trabajando con la tecnología y los call centers, que son una nueva revolución de la industria y están generando empleos que son juveniles.


PERFILMuchas veces los jóvenes, exactamente de 18 a 20 años, no puede conseguir empleo porque las empresas buscan exigen experiencia laboral, pero no pueden tener esa experiencia por su edad, ¿qué solución plantea usted para solucionarlo?

Estamos apoyando la creación de la ley de pasantía. Ha habido muchos debates con el tema de estas leyes que en unos aspectos tienen toda la buena intención del mundo, pero en su contenido pues como una forma de que sean atractivos para las empresas, pues vulnera un poco los derechos de los trabajadores en empleos no muy formales, eso es lo que se comenta. Estamos trabajando para una  ley de pasantía. Estamos apoyando lo que se está reformando en la Comisión de Juventud en la Cámara de Diputados, que es para generar pasantías laborales en que los jóvenes adquieran su experiencia, pero no necesariamente se puede llamar empleo  a esa relación. Con eso se puede generar la experiencia que se requiere y poder encontrar un primer empleo.

¿Cómo considera la calidad del empleo de RD?

Los números hablan por sí solos, el 60% del empleo es informal, se ha tomado en cuenta como empleo en el Banco Central y esa es la calificación que tenemos. Nosotros no tenemos un mercado que pueda darle cabida en este momento, la industria de República Dominicana no tiene la capacidad de darle empleo formal a todos los jóvenes, por eso hablo de crear cooperativas y microempresas y formalizarlas, que puedan ser suplidores del Estado, que puedan tener relación con empresas multinacionales. Que esos jóvenes emprendedores puedan formalizar sus empleos.

Perfil personalPORTADA

Nombre completo: Jorge Félix Minaya Contreras

Nació en Tenares, Hermanas Mirabal.

Reside y se crió en Cristo Rey. Vive cerca de sus parientes.

Color favorito. Azul. Me duele admitirlo porque soy aguilucho.

Libro favorito: Los hermanos Karamasoff. Cómo ganar amigos e influir sobre las personas

Valor más importante: Paciencia y humildad

Integración familiar: Esposa e hijo de 4 años

Lugar favorito: Tenares

Mayor sueño: no soy una persona que genere expectativa, porque yo trato de que los sueños aparezcan de día y en la noche tenerlos cumplidos.  No me genero expectativas ni de las personas ni de la vida ni de mi mismo. Vivo el día a día. Hago lo que entiendo correcto, pero las expectativas las dejo en manos de Dios.