Entrevista a Ligia Bonetti Du-Breil

Presidente de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD)

IMG_3468

Estudió Economía en Estados Unidos. Por tres años trabajó en el sector financiero e inició su carrera en el grupo SID, mejor conocido como Mercasid, donde actualmente es vicepresidente de negocios de la compañía y gestiona una gran parte de negocios relacionados con lo industrial y alianzas estratégicas. Fue presidente hace 12 años de Ánge. Tiene diez años como miembro de la AIRD y lleva dos mandatos al frente de esta organización.

 

¿Cómo nota el avance industrial en RD? Yo creo que una de las cosas más importantes que aportó a las negociaciones fue el Acuerdo de Libre Comercio, sobre todo el tema del DR-CAFTA, que forzó a la modernización de la industria dominicana para poder competir en mercados internacionales. Para poder competir con productos importados de otros países era requerido que la industria se modernizara y  creo que en ese aspecto la industria ha avanzado, ya hoy podemos decir que tenemos productos de calidad mundial que pueden exportarse, que pueden apostar de tú a tú en una góndola de cualquier supermercado o punto de venta.

IMG_3438¿Cree que hay competencia desleal en las industrias de RD?  Creo que hay marcos específicos que generan competencia desleal. Nosotros hemos sido abanderados de señalar que por ejemplo, la Ley 28-01, de desarrollo fronterizo ha venido a generar competencia desleal, porque un producto fabricado en cualquiera de las provincias fronterizas, que en el caso de Santiago Rodríguez está apenas a una hora de Santiago, termina en el mismo punto de venta que en cualquiera de la otra provincia, pero eso sin pagar impuestos, por lo tanto eso genera competencia desleal y sí crea conflictos en el mercado, porque en la medida en que esas empresas asumen cuotas de mercado van asumiendo participación, en esa misma medida las mismas empresas que están en las provincias empiezan a perder empleos, empiezan a perder su competitividad y ha sido uno de los reclamos que hemos tenido para esta ley en particular. Yo creo que en general las industrias dominicanas tienen la capacidad de competir siempre y cuando estén dentro el mismo marco ya sea en los mismos productos que vengan de fuera o fabricados en zonas especiales.

Según su opinión, ¿cómo se puede mejorar el panorama industrial de RD? Creo que lo principal para que siga creciendo, para que el sector industrial siga progresando  es que tiene que haber un marco de competitividad realmente que guíe ese crecimiento. Como dije anteriormente, hasta los acuerdos de libre comercio marcan la pauta de lo que está entrando al país, de los niveles de precios que tienen que regirse y, en ese sentido, las autoridades deben de pensar dos cosas importantes: la primera, crear el marco fiscal que nos permita competir y número dos, yo creo que las actuales autoridades, el presidente Medina ha hablado de la importancia de la generación de empleo y esa meta de generar esos 500 mil empleos en los próximos cuatro años va de la mano a ¿quién va a  generar esos empleos? y la industria es la llamada a generarlos, sobre todo empleos formales, porque la problemática que tiene la industria dominicana es justamente el crecimiento de esa fuerza laboral, esa economía informal que nos está arropando.

¿Cuántos empleos producen las industrias del país? Nosotros hablamos de que el sector industrial solamente tiene unos 400,000 empleados.

¿Qué opina sobre los derechos sindicales? Yo creo que el sector sindical tiene conquistas importantes, creo que se han manifestado con libertad sindical desde hace muchos años y lo vemos como positivo, sin embargo, creo que llegó el momento en que República Dominicana tiene que avocarse a una modificación del Código Laboral, no es una modificación para eliminar conquistas laborales, no es una modificación para ir en detrimento de los trabajadores, pero sí una modificación que vaya a la modernización del esta ley, hay que adaptarlo a los demás códigos laborales, vemos que países como España ya han modificado su código laboral porque se vieron en esa obligación, hay que flexibilizar el Código Laboral, hay que diversificar la rectificación del Código. No se trata de eliminar derechos, no se trata de que se planteen circunstancias que vayan en contra de una de las partes, hoy  día un trabajador que no está conforme con su trabajo, no lo va a hacer bien, la época donde el patrón o el empleador maltrata a sus trabajadores pasó hace mucho tiempo, en la actualidad tenemos que tener empleados motivados que estén dando lo mejor de sí, esa es la única forma que se compite, no podemos darnos el lujo de tener empleados inconformes con su estilo de trabajo, con la oferta que tiene de salario, de ambiente laboral. Entonces creo que el sector sindical tiene su derecho sindical, creo que debería en pro del empleo avocarse a esa modificación laboral de una forma que todos ganemos, tanto el país como los sectores empleador y trabajador.

¿Por qué no han llegado a un consenso ambas partes en el tema del salario? Realmente la mecánica que se ha utilizado en los últimos meses conIMG_3482 el asunto del salario mínimo es que se ha tomado como parámetro la inflación y el índice de precio al consumidor (IPC), entonces si tomamos la inflación como el punto de partida de qué correspondería al salario mínimo, estamos hablando que es un 9%, esas son cifras oficiales, las mismas cifras que siempre se han usado, la misma fuente que es el Banco Central y, si hablamos que la inflación ha sido un 9% en 24 meses acumulados desde la última revisión del salario mínimo estamos diciendo de que de ese número es que debemos partir, entonces no podemos pensar en aumentos salariales desproporcionados a lo que ha sido la inflación por varias razones. Uno, porque el deber del empleador, el deber del sector privado es preservar empleos, no de sacar empleados de sus fábricas porque no pueden pagarlo, entonces hemos visto como en el primer trimestre en República Dominicana se reflejaron descrecimientos importantes, promedios de un 20% de descrecimiento en ventas. Si lo comparamos con el primer trimestre del año pasado, hay sectores que han bajado sus ventas hasta en un 50%, con una circunstancia económica como la que estamos, que la empresa han decrecido muy importantemente sus ventas, nosotros no podemos alejarnos más allá de lo que pueda decir el efecto inflacionario en 24 meses. Con eso no estoy diciendo que se propuso un aumento salarial de un 9%, siempre se propuso algo más tomando en consideración todas las argumentaciones que se discutieron en el comité. Opino que vamos a llegar un acuerdo, porque todos tenemos el mismo objetivo y es preservar y generar empleos. Podemos subir el salario al número que quieran, pero las empresas no van a poder con un 20, un 30 y hasta un 50% de reducción en sus ventas, porque sin ventas no hay trabajo, no hay trabajo de producción, no hay trabajo de ventas, no hay trabajo de ningún tipo, entonces esto es un circulo que hay que emprender y para emprenderlo se parte siempre de la inflación que es el número que rige.

¿Qué realizan los sindicatos del país que afecta el clima laboral? Yo creo que no, creo que el clima de una empresa no se mide porque bajen sus ventas, creo que el clima laboral debe estar en armonía, en cuido del medio ambiente, cuido de la preservación, creo que el clima laboral en Rd ha sido muy bueno en los últimos años, mucha paz y eso ha habido porque tanto los trabajadores como los empleadores han entendido que tienen un mismo fin y es el ser eficientes, generar empleos y ser más competitivos en el sector que se desarrollen.

¿Qué opina sobre el sistema laboral del país? En sentido general nosotros hemos perdido empleos en el sector formal, una cifra importantísima, más del 60% de la economía dominicana es informal.  ¿Qué quiere decir eso? Eso quiere decir que hay solo un 40% de la empleomanía de los trabajadores de la empresa que son formales. Y si se piensa que hay un 40% que son formales, pero de ese 40%  hay un 15% de desempleo, estamos hablando de que el pastel se va achicando con las empresas que se mantienen informales. La razón de ello es el esquema impositivo que no permite que compitamos como país. La carga tributaria es muy alta, sobre todo para la pequeña y mediana empresa. Además,  el mismo código laboral, debemos abordar ese tema urgente, el sector informal no puede seguir creciendo, en la medida que el sector informal crece menos personas pagan impuestos y el gobierno necesita los impuestos para poder sus obras de bien social, para cumplir con sus planes de gobierno. Hay que formalizar la economía y eso se logra de dos vías, uno abordar directamente el sistema tributario del país que se puede lograr por medio del pacto fiscal y el Código Laboral, ya que no es le es atractivo a una empresa formalizarse porque tiene una carga muy grande.

¿Cuál es la función de la AIRD? La AIRD cumplió su aniversario número 50, el pasado año y siempre ha estado abanderada por la gesta del sector industrial, por las políticas que hagan del sector industrial un rubro más productivo y próspero.  Nuestro fin es lograr que cada una de esas industrias puedan exportar a esos países, que podamos poner de República Dominicana en cada uno de los países que tenga relación comercial.

IMG_3465Perfil personal

Nombre completo: Ligia Bonetti Du-Breil

Color favorito: Rojo

Libro que más le ha impactado: Atlas Shrugged de  Ayn Rand

Lugar más hermoso de RD: Samaná

Apodo: Ligiette

Mayor sueño: Ver a mi hijos crecer

Debilidad: Mis hijos

Pasatiempo: La lectura

Integración familiar: 4 hijos de 20, 18, 17 y 9.