images (6)

En nuestro país, diferentes instituciones públicas y privadas han puesto en su agenda de trabajo establecer alianzas que beneficien a las Pymes

Por María Mercedes

La decisión del gobierno de apoyar las Pymes, empresas que aportan aproximadamente el 95% de la empleomanía dominicana es muy sabia, porque eso puede elevar los niveles de empleos, la calidad de los servicios y mejora la economía de quienes laboran en este renglón. También, es válido acotar que las acciones que se han desprendido de esta decisión, traspasan el sector público, contagiando al sector privado de esa buena voluntad de hacer crecer a las Pymes, a través de acuerdos y convenios que buscan dinamizar los servicios que ofrecen a sus clientes y usuarios. A continuación, se precisan algunas de las alianzas firmadas a favor de la inclusión financiera de las Pymes.

Préstamos de vehículos y maquinarias
Vicente Bengoa Albizu, administrador general de Banreservas, y Miguel Barletta, presidente de Santo Domingo Motors; suscribieron un acuerdo que beneficiará a los pequeños y medianos empresarios, pues a través de este podrán adquirir unidades de transporte de carga y pasajeros; así como equipos industriales que les ayudarán a su crecimiento, expansión y a la generación de empleos.
Estos préstamos de vehículos, equipos y maquinarias de uso industrial y comercial tendrán una tasa fija competitiva desde el 13% por cinco años, según la evaluación del cliente, y podrán ser obtenidos con requisitos sencillos que facilitarán el otorgamiento del crédito bajo este nuevo programa.

Apoyo a la frontera
El Consejo Nacional de Competitividad (CNC) y la Dirección General de Desarrollo Fronterizo (DGDF), firmaron un convenio para colaborar de manera conjunta para que Mipymes y productores de la zona fronteriza puedan avanzar y desarrollarse.
Gracias a este convenio, los micros, pequeños y medianos empresarios y productores de la zona fronteriza, recibirán asistencia técnica y capacitación que les permitirá incrementar la competitividad y el desarrollo socio-económico de esa región.
Además, el acuerdo incluye promover y coordinar la integración en clusters de los productores de sal y banano de Montecristi, y de uva de Neyba, para cuya acción se pretende integrar a las diferentes instituciones públicas y privadas asentadas en la zona.

Capacitación financiera
El Banco Popular inició el segundo ciclo del proyecto “Impulsa tu Negocio-Programa de Fortalecimiento Empresarial PYME”, con el propósito de seguir promoviendo la capacitación del sector de las pequeñas y medianas empresas del país, el principal motor de generación de empleo.
Con este fin, la institución financiera renovó el convenio de colaboración que mantiene con la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), entidad que tendrá a su cargo la implementación de los cursos.
Para beneficiar a un mayor número de Mipymes, en comparación con el año pasado, en este nuevo convenio, el Banco Popular se compromete a invertir la suma de RD$3.5 millones.
En 2012, en este plan de formación participaron más 1,840 empresarios que cursaron los programas sobre planes de negocios y dirección estratégica, además de diversos talleres complementarios sobre finanzas, inventarios o marketing, entre otros.
Este segundo ciclo se estructura en torno a dos programas: el diseño de planes de negocios y talleres focalizados en distintas áreas de la gestión empresarial, los cuales se imparten tanto en Santo Domingo como en Santiago, con el objeto de incorporar al programa nuevas empresas de la zona norte del país.

Financiamientos
Rosa Rita Álvarez, directora ejecutiva de la Fundación Reservas del País, firmó los convenios correspondientes a los financiamientos a entidades sin fines de lucro, así como para financiar micro y pequeñas empresas de diferentes ramas que operan en Santo Domingo y en las provincias.
Además de los financiamientos, hizo entrega de RD$ 20 millones de pesos a los directivos del Fondo de Inversión para el Desarrollo de la Microempresa (FIME), María Yudelka Flores Pichardo y Manuel Bergés.
También entregó RD$ 10 millones de pesos a Lucila Rosado Fermín, del Centro Dominicano de Desarrollo (CDD); e igual cantidad a Leonor Brito Tejeda, de la Cooperativa de Ahorros y Créditos y Servicios Múltiples de Productores, Campesinos y Microempresarios Azuanos (COOPFEPROCA).