Con apenas 18 años, Rafael (Pepe) Abreu, ya estaba involucrado en el que hacer sindical de la República Dominicana. Hoy por hoy, su nombre figura en la historia como una de las personas que activamente ha luchado en pro de las reivindicaciones justas para los trabajadores, y para el pueblo en sentido general. A sus 61 años, su vida transcurre entre la vorágine de las intensas luchas sindicales y en la tranquilidad de su hogar.

¿Cuál es su posición respecto a la Reforma Fiscal que discute el Gobierno a través del Consejo Económico y Social?

Como la propuesta de reforma es un articulado amplio, no queremos apresurarnos, por eso, estamos haciendo un estudio a fondo con técnicos nuestros para hacer las recomendaciones de lugar, ya que el Presidente expresó que está abierto a recibir propuestas distintas de aquellos sectores que entiendan que existe una figura fiscal que le cree una situación difícil, para juntos negociar esa parte.

¿Es necesaria la Reforma?

En la Estrategia Nacional de Desarrollo, un plan aprobado por todos los sectores, está establecida la necesidad de un pacto fiscal y cualquier gobierno que llegara iba a avocarse a ese pacto. Una de las cosas que tratamos de cuidar, es que no fuera una especie de parche, con el objetivo de cubrir un déficit; sino que obedezca a una estrategia más profunda y en las discusiones que se están sosteniendo vamos a cuidarnos de que sea así.

Tenemos que admitir que el Estado carece de ingresos que le permitan hacer frente a las necesidades que se han planteado, eso independientemente de que uno sabe que hay que exigir mejor calidad del gasto, más control. Si se aumenta la

recaudación hay que acompañarlo con la calidad del gasto, tratando de ir a los renglones que contribuyan a la superación y al desarrollo del país.

¿Cree usted en las buenas intenciones del presidente Danilo Medina?

Es uno de los presidentes de los últimos tiempos con más intencionalidad positiva. Desde su discurso de toma de posesión, por primera vez, vimos que habló de temas sociales como la salud y la educación. Se ve más humano, más cerca de la gente, si mantiene esa posición, consideramos que puede hacer algo diferente a lo que se ha hecho tradicionalmente en el país.

¿Qué le hace pensar que el Presidente trabajará en favor de la mayoría?

Me gustó mucho escuchar del Presidente, que las 18 mil aulas que se van a construir, los constructores, albañiles, el personal y todos los productos utilizados serán de la comunidad de que se trate, eso es indicativo de que él busca promover el empleo, y también indica que en vez de tener a las personas dependiendo de la tarjeta solidaridad, seguro médico subsidiado, entonces los puede tener más empoderados de su propia realidad, porque la gente mientras recibe las cosas a nivel de dádivas, no las asume como suya.

¿Se ha hablado en el pacto de aumento salarial?

Nosotros lo planteamos, mezclamos el pacto con la Ley de Salarios planteada para la administración pública; una cosa que dijimos es que esa Ley está muy enfocada en regular los salarios altos y los más vulnerables no son precisamente los que están en los salarios macros, sino el conserje, chóferes, porteros, secretarias, oficinistas, etc., debería hacerse una ley, en la que el Estado aplique cierto nivel de justicia laboral. Aprovechando que el presidente devolvió la ley solicitamos a la Oficina de Administración y Personal que ésta sea corregida.

Si de verdad se quiere que se alcance el desarrollo tiene obligatoriamente que tomarlo en cuenta, pagándole un salario que entienda que su trabajo lo dignifica, no lo degrada, ellos acogieron esa petición nuestra.

Nosotros lo hemos plan teado de una forma que la gente eleve su nivel, tenga más capacidad impositiva y pueda pagar más impuestos, de los que se beneficia el Estado y las empresas, el tema está planteado. El 78% de los empleados del Estado gana de 19 mil pesos hacia abajo.

¿Cree que R.D. crece realmente a pensar de la problemática mundial?

Se ha dicho que América Latina, especialmente los países del cono sur, han aplicado políticas que han permitido más crecimiento económico que países desarrollados. El nuestro es uno de los países tomado como ejemplo de que la crisis mundial no le afectó en el mismo nivel que a otros.

No se puede ver esta reforma fiscal de déficit como resultado de esa crisis, internacional porque precisamente en medio de esa crisis el país creció aunque moderadamente, lo que de muestra que las políticas aplicadas han tenido determinados resultados para que la crisis no sea tan grave como en España y Grecia.

¿Cuáles son las debilidades sociales de R.D.?

La educación, del 98% de niños que se inscriben en la primaria, sólo el 40% termina la secundaria.

La inseguridad ciudadana, tenemos que lograr que la juventud descarriada, marginada, tenga capacidad de emplearse, la gente que delinque no suele tener empleo formal.

Pero, nos encontramos con que no se han creado las guarderías infantiles que se establece en la Ley de Seguridad Social. Si hubieran guarderías en los barrios, cerca de las empresas, ahí se emplearía mucha gente, y esa niñez que se forma desde temprano en el sistema de ese tipo, difícilmente sea delincuente, ese sería una forma de combatir el fenómeno de delincuencia.

¿Propone un cambio en el sistema existente?

Nos dedicamos a una economía de servicios, abandonando la producción agrícola y cuando viene una debacle, llegan el despido masivo y esa gente va a la informalidad.

¿Cuenta el país con empleos de calidad?

La calidad del empleo es mala, nuestros empresarios tienen un criterio muy acomodaticio de este tema, no valoran el esfuerzo de sus colaboradores, cada vez que tenemos una discusión salarial es una hecatombe para lograr un aumentico porque los empresarios ven el salario como un costo que les impide ser competitivos, no lo ven como una inversión que retorna. Una de las bases de crear riqueza es que el trabajador tenga capacidad de consumir, ahorrar; el trabajador formal gasta lo que consigue en comida, trasporte, ropa.