Contact_dermatitis_around_wound

La dermatitis ocupacional es una inflamación de la piel, provocada por todo lo que es utilizada en la actividad profesional, que existe en el ambiente laboral o por el contacto de una sustancia perjudicial en la piel. En muchas ocasiones, la ocupación de las personas, es un factor de riesgo para la aparición de algunas dermatitis, por lo cual, el área laboral debe ser tomada en cuenta. No suele tratarse de patologías de origen laboral, pero dicho factor interviene como determinante de la enfermedad.

De todas las enfermedades ocupacionales, aproximadamente un 35% tienen manifestaciones cutáneas o externas. Esto da una idea de su magnitud e importancia, no solamente para el especialista, sino también para el médico general. La dermatitis de contacto en manos sigue siendo la afección más frecuente dentro de las dermatosis ocupacionales, y en segundo lugar la cara, pero estas patologías tienen un gran impacto social y económico, ya que producen limitaciones en las actividades con disminución de la productividad y alteraciones en la calidad de vida, teniendo un compromiso legal desde el punto de vista de discapacidad, si el caso lo amerita.

Este tipo de dermatitis es causada por el uso de químicos de la industria del caucho, plástico y metales, y constituye entre el 80% y el 90% de las dermatosis ocupacionales, siendo las irritativas las más comunes causadas por trabajos húmedos, es decir, exposición a líquidos y el uso de guantes oclusivos por largo tiempo o lavarse las manos varias veces al día con detergentes, irritantes, químicos, lubricantes y abrasivos. Las dermatosis profesionales tienen un pobre pronóstico porque la evolución está muy relacionada con la actividad laboral que desarrolla el empleado, y las alérgicas son las de peor pronóstico. Si el alérgeno está presente tanto en el trabajo como en las actividades diarias, la enfermedad se acentuará; en cambio, las irritativas tienen mejor evolución. Estas son más frecuentes en jóvenes, y evitando el contacto con el agente causal mejora la enfermedad.

Esta es una visión general de la dermatitis ocupacional, más adelante desarrollaremos temas específicos en diferentes ambientes laborales.