yiraverYo vivo por pasión, la pasión en mi negocio!  Sinceramente pienso que vivir apasionadamente es un privilegio y un derecho de todo ser humano.  De manera que mi intención es provocar una Epidemia de Pasión en todos los entornos de la vida cotidiana.

 Estoy convencida de que el propósito de la vida es ser feliz, y una buena forma de ser feliz, es buscar el balance entre lo que es importante para nosotros: salud, familia, trabajo, educación, finanzas, experiencias, relaciones.  Lograr mantenernos fiel a todo aquello que amamos, sin que tengan que estar en conflicto vivir y ganarse la vida.

 El entorno laboral es uno de los principales aspectos que conforman el diario vivir de los seres humanos y por consiguiente es imperativo las empresas apuesten por crear entornos laborales felices, porque ya hay estadísticas que muestran que “La Felicidad es la Nueva Productividad”.   Una empresa en la que los empleados están felices, altamente comprometidos, puede tener una facturación tres veces mayor que una compañía con un clima laboral pobre donde abunden los empleados infelices y no comprometidos. Crear un ambiente laboral feliz, implica un retorno de 6 dólares a uno gracias al incremento en productividad y la reducción de ausentismo.

 Por otro lado, hay un alto riesgo y un alto costo cuando tenemos empleados infelices, porque algunos no se sienten comprometidos y no sienten motivación alguna para dar una milla extra.  Otros están totalmente desconectados,  y pueden destruir la moral de todo un equipo porque están constantemente actuando su insatisfacción e infelicidad.

Existen empresas que ya han entendido que sus empleados son parte de su misión o contribución única.  Que cuando una empresa está cumpliendo su misión, afecta las vidas no sólo de sus clientes, sino que también es un agente de cambio para la vida de sus empleados.  Estas empresas se destacan y llevan ventaja competitiva en el mercado, ya que sus empleados impulsan la innovación y logran retener a los clientes porque se sienten alineados a la misión de su empresa y sienten un alto nivel de compromiso.

 Al leer sobre la cultura corporativa de empresas como Zappos, Google, Mindvalley, siento una gran alegría al ver que se está produciendo un gran movimiento para convertir la pasión y la felicidad en un efecto viral dentro de las empresas.   Todas estas empresas han ido más allá de lo tradicional y de lo obvio.

Han entendido que es imposible que los empleados dejen sus emociones en sus casas, y han convertido los espacios laborales en comunidades que impulsan un fin común, creando espacios donde los empleados puede buscar el balance entre sus tareas y compromisos laborales, y sus pasiones personales.  En este sentido, hay empresas que tiene dentro de sus estructuras, gimnasios para que los empleados puedan hacer ejercicio, antes o después de su horario de trabajo, o durante su hora de almuerzo si así lo desean.  Ahorrándose así el tiempo y el traslado hacia un tercer lugar entre la oficina y su hogar.

Alguna otra empresa tiene áreas de lectura y esparcimiento con hamacas, sillones y tumbonas donde el empleado puede realmente distenderse sin temor a ser criticado o que le llamen la atención.   Aunque muchas empresas entienden que “la milla extra” viene dada por quedarse muchas horas más después del trabajo, estas empresas reconocen que esto no es recomendable para la salud del empleado, y el esfuerzo, se mide no en tiempo, sino en los resultados del empleado.

 Pensando en propuestas que rompan absolutamente todos los esquemas, me atrevo a pensar en una gran empresa que apueste por integrar un “maternal” para el cuidado de niños hasta los dos años de edad.   Cuán más productiva sería una madre que se ha reintegrado a su trabajo después de sólo 3 meses de dar a luz a su bebé, y sabe que no tendrá que esperar 9 ó 10 horas para volver a ver a sus bebé, o hasta para amamantarlo.  Sino que tanto en sus descansos reglamentarios, y en su hora de almuerzo, puede pasar tiempo con su niño o niña.  Podría esto bajar los niveles de estrés y ansiedad de esta empleada en particular?

 La semana pasada en NYC, conocí a una chica que me dijo que trabajaba en una empresa que ofrece servicios en el área de estética y belleza.  Cuando le pedí que elaborara al respecto me dijo que ellos llevaban a las empresas estilistas que hacían manicures y pedicures a las empleadas y empleados que así lo desearan.  En muchas ocasiones pagado por la empresa como un beneficio marginal a sus colaboradores.

 Lo interesante de crear un entorno laboral feliz, es que las empresas no necesariamente tienen que engrosar el desembolso en salarios. Muchas de las cosas que el empleado busca como parte de una oferta de trabajo están más relacionadas con el plan de carrera, el estilo de liderazgo, el sentido de propósito y la necesidad de pertenecer a algo más grande que si mismo, el empoderamiento al interior de la organización, la flexibilidad, y la posibilidad de poder mantener su autenticidad, que con el dinero”.