INICIO LABORAL 

No se debe contar la vida personal y profesional con el afán de ser rápidamente uno más del grupo

Rocío García Durán

Santo Domingoprimer día de trabajo

 

En los últimos tiempos  encontrar trabajo no es tarea fácil,  ya que por motivos económicos las empresas no contratan gran cantidad de personal y la competencia entre profesionales es altísima.

A pesar de esta situación, muchos logran conseguir un buen o regular empleo. Pero, es normal que el primer día de labor genere en el empleado emociones encontradas, los nervios invaden su cuerpo y la curiosidad e incertidumbre empieza a llenar la cabeza con infinidades de preguntas, las cuales podrían hacer que se pierdan de vista algunos consejos que ayudarían a sobrellevar mejor este primer día.

Por esta razón se sugiere que la primera impresión sea la que cuente y para esto es necesario que aprenda a comportarte en su primer día de trabajo.

“Hay que acudir con humildad, con una actitud receptiva y con la mente abierta a aprender.

Una buena inserción necesita tiempo para observar, asimilar las estructuras y metodologías de trabajo”, aconseja Pilar Jericó, presidenta de Be-Up. Dice que después de esto se puede empezar a proponer e introducir pequeños cambios, nunca al principio.

Otro de los errores que destaca la experta es ir a los extremos en las relaciones personales, por lo que sugiere mantener un equilibrio. “No cuentes tu vida personal y profesional con el afán de ser rápidamente uno más del grupo, pero tampoco te aísles concentrándote sólo en tus tareas. Lo esencial es ganarte el respeto y la confianza de los compañeros y los jefes”.

Para ganarse la confianza de los superiores o compañeros de labores, Jericó destaca varios aspectos, entre ellos tomar nota de todo aquello que se crea pueda ser olvidado. “Desde un código de acceso a los nombres de programas. Así evitas tener que preguntar de nuevo y centrarte en otros asuntos”.

También se debe memorizar los nombres de los compañeros, superiores y otras personas con las que tengas que tratar. “Tu interlocutor lo valorará”, asegura.

La experta dice, además, que la vitalidad es una característica atractiva a ojos de los jefes. “Estrecha la mano con seguridad y muéstrate receptivo a tu entorno”.

Otra de las sugerencias es hablar poco y escuchar mucho. “Es mejor no decir nada hasta que no estés seguro de aportar algo interesante”.

Por último, Jericó dice que no se debe temer a participar con nuevas ideas. La creatividad siempre es muy apreciada. “Eso sí, encuentra el momento adecuado y argumenta tu propuesta”.

Realmente tu primer día en el trabajo comienza la noche anterior, por lo que otra de las recomendaciones es asegurarse que la alarma esté programada para despertarte con tiempo y así evitar llegar tarde a tu centro de trabajo y, si es posible, llegar unos minutos antes.

Prepare su ropa y accesorios profesionales para ahorrar tiempo en la mañana, también compruebe que estén planchadas y libres de manchas.