A partir de un nivel profesional medio, las ofertas de trabajo suelen ser gestionadas por empresas de selección de personal. Descubre su funcionamiento, cómo pueden ayudarte en tu búsqueda de empleo y a cuáles recurrir.

El éxito de una empresa depende, en gran medida, del acierto en la selección de las personas adecuadas para el correcto desarrollo de las tareas que se deben realizar. En la actualidad, muchas compañías externalizan esta labor y recurren a los servicios de una empresa especializada en selección de personal.

Dichas empresas prestan el servicio de identificar y seleccionar los mejores candidatos para los puestos abiertos en las empresas clientes. Su fin es encontrar a las personas que mejor se adecuarán al puesto de trabajo y a la empresa cliente.

¿Cómo trabajan las empresas de selección de personal?

Aunque cada empresa de selección de personal desarrolla una metodología propia, todas suelen emplear pautas similares. Las fases del proceso de selección se pueden esquematizar de la siguiente forma:

  1. Fases Previas
    • Análisis de tareas y descripción de funciones del puesto de trabajo

Consiste en determinar cuáles serán las características que deben poseer los candidatos para ocupar el puesto que se pretende cubrir. El perfil del puesto se elabora teniendo en cuenta, tanto las exigencias del puesto, como la cultura y los objetivos de la empresa en la que éste se vincula. Se obtiene así el perfil del puesto al que tendrán que ajustarse los candidatos seleccionados.

    • Reclutamiento de candidatos

Consiste en la búsqueda de candidatos que potencialmente puedan responder a las exigencias determinadas en la etapa anterior. El objetivo es contar con un número suficientemente elevado de candidatos, que permita asegurar que, entre ellos, se encuentran personas preparadas para el puesto de trabajo. Este reclutamiento debe ser amplio, pero teniendo en cuenta que el objetivo es contar con personas que presenten perfiles interesantes.

    • Preselección

Consiste en dar una primera mirada a las candidaturas existentes. Ésta puede llevarse a cabo mediante el análisis del historial académico y/o profesional (currículum vitae), o a través de una primera entrevista, la cual puede ser telefónica.

  1. Fases Centrales
    • Pruebas de evaluación

Tras la preselección, se trabaja con las pruebas de evaluación correspondientes. Las pruebas de evaluación hacen referencia a los instrumentos que se aplican a los candidatos y que pretenden predecir cuál será el rendimiento del candidato evaluado en el puesto de trabajo.

    • Entrevistas

Obtenida la información acerca de los candidatos mediante las pruebas de evaluación, es el momento de realizar la entrevista final de selección, para así valorar a los candidatos en aquellas características que se consideran claves para el éxito profesional.

    • Toma de decisión

Después de comprobar las referencias oportunas sobre los candidatos, en caso de que se considere necesario, se elabora el informe con la valoración final, en el que se refleja la actuación y rendimiento de éstos en el proceso de selección, sus puntos fuertes y débiles; así como un resumen de datos personales, académicos y profesionales. Se establecen las recomendaciones oportunas, a los efectos de que la empresa cliente, sobre la base de los datos facilitados, tome la decisión final.

  1. Fases Finales
    • Adscripción al puesto de trabajo y acogida
    • Formación y adiestramiento
    • Evaluación y seguimiento inicial
    • Integración definitiva

Finalmente, se lleva a cabo la incorporación del candidato seleccionado a la empresa, gestionando el proceso de acogida, su formación y entrenamiento en el puesto, la evaluación y seguimiento de su desarrollo e integración definitiva en la organización.