DSC02559_opt
Los “AMET”, como son llamados popularmente, tienen bajo su responsabilidad el tránsito del país, pero su salario puede ser un impedimento para ejecutar con eficiencia su oficio.
Por Kathia Hernández
“Considerando que el transporte se ha ido convirtiendo cada día en un problema de carácter social, económico y ecológico, para todos los sectores que conforman el conglomerado nacional”, se creó en el país un método para que sea más flexible, el cual está a cargo de los policías de tránsito.
Esta cita que se encuentra en el primer acápite de la Ley 393-97, siendo la primera razón por la cual se creó la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), institución que tiene a su cargo la regulación del transporte en todo el sistema nacional. Esta entidad está bajo la dirección funcional de la Policía Nacional.
Los policías de tránsito, los policías de transporte o “AMET”, como son llamados popularmente, tienen a su cargo distintas funciones que van desde el orden de la locomoción hasta las infracciones, y este trabajo, aunque para muchos es fácil y cómodo, puede resultar riesgoso y poco motivador para quienes lo ejercen.
A su cargo tienen todo lo relacionado con el orden de los medios de transportes, ya sea motocicletas, vehículos, patanas, camiones o autobuses, como de los peatones.  Además de ordenar el tránsito, deben estar pendientes a los posibles delitos que se cometan en las vías y aceras del país.
Los policías de tránsito están regidos por una Junta de Directores y un Director General. Según el artículo 4, esta Junta de Directores de la AMET, está compuesto por un presidente, que es nombrado por el Poder Ejecutivo, un representante del Ayuntamiento del Distrito Nacional, un delegado de la Dirección General de Tránsito Terrestre, que es elegido por el Ministro de Obras Públicas, un comisionado de la Policía Nacional y un agente de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre.
Funciones
Los policías de tránsito tienen a su cargo las siguientes atribuciones:
Planear, organizar, dirigir, controlar y ejecutar el cumplimiento de las funciones policiales de Tránsito; así como las Leyes, Reglamentos y Dispositivos en vigencia, por intermedio de sus Organismos Ejecutivos.
Mantener el libre tránsito de vehículos, pasajeros y carga en las vías públicas, urbanas y férreas.
Controlar el tránsito vehicular y dar seguridad en las vías urbanas y vías férreas y paraderos.
Prevenir e investigar los accidentes de tránsito y el robo de vehículos.
Proponer normas y directivas relacionadas con la disminución de la problemática del tránsito y seguridad vial.
Mantener buenas relaciones con las autoridades del sector público y privado, para lograr la colaboración en el ejercicio de sus funciones.
Requisitos
Según el capitán José Peralta, supervisor de la zona 16A, que comprende desde las avenidas Ortega y Gasset hasta la Luperón (Polígono Central), dijo que los policías de tránsito deben cumplir con los siguientes requerimientos:
Bachiller
5,6 de estatura
Más de 120 libras de peso
Horario
Un policía de tránsito, que decidió mantenerse en el anonimato, dijo a este medio que en esta institución hay dos turnos para trabajar, uno de 6:00 a.m., a 2:00 p.m., y un segundo de 1:00 p.m., a 9:00 p.m.
Informó que los oficiales libran los fines de semana quincenalmente, pero en fechas feriadas, al tomarse más medidas de precaución, deben trabajar todos o por lo menos la mayoría.
Ventajas
Uno de los policías de transporte entrevistados señaló que “la única ventaja que tiene este trabajo es que, de vez en cuando, sienten que contribuyen con la sociedad y su orden”.
Beneficios laborales
El capitán José Peralta dijo que ellos reciben todos los beneficios laborales:
Salario de Navidad
Seguridad Social
Fondo de Pensiones
Vacaciones
Desventajas
Trabajo bajo sol y lluvia
Falta de respeto de algunos conductores
Pocos días libres
Posibles accidentes
Bajo salario (depende del rango del oficial)
Poco agradecimiento de las personas
Salario
Según los policías de tránsito consultados, ellos “solo ganan un poco más que el salario de un policía normal”. Explicaron que su salario varía por los distintos rangos que se posean.
“Nosotros vemos los salarios de la AMET como un incentivo. Recibimos el salario normal como Policías y nos dan algo extra por trabajar para la institución, pero la diferencia no es mucha”, expresó un agente de transporte quien tiene dos años en este oficio.
Afirmaron que lo mínimo que gana un policía de tránsito es RD$5,000 o RD$6,000 y otros cobran menos. “Algunos rasos ganan RD$8,500 o RD$9,000 y un capitán puede ganar RD$15,000, pero todos esos salarios varían”.
Mientras que la AMET tiene las siguientes
obligaciones:
Establecer la autoridad y jurisdicción de la AMET, como ente rector del transporte urbano, a cuyos efectos deberá integrar los esfuerzos de los organismos existentes para desarrollar el transporte urbano como un sistema integral.
Medir el impacto del transporte sobre el costo socioeconómico y ecológico.
Establecer y regular la fiscalización del transporte.
Establecer y regular rutas de transporte público económicamente viables.
Promover programas de prevención de accidentes.
Facilitar la circulación mediante la señalización, semaforización, el diseño y mantenimiento del sistema vial urbano.
Y cualquier otra atribución que facilite el cumplimiento de sus objetivos generales.
En la página web de esta institución, www.amet.gov.do, se establece que para ingresar a esta entidad es necesario:
• Copia de la cédula de identidad
• Certificado de bachillerato
• Acta de nacimiento certificada
• Dos fotos 2×2
• Tener entre 18 y 25 años
La Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) informó que desde el 2 de enero está en proceso de reclutamiento para todas las personas interesadas en ser Policía de Tránsito. La fecha límite es el 7 de febrero y solo está abierto para el sexo masculino.