flor - colaborador_opt

 

Por Florencia Arenas (Consultor en Recursos Humanos)

 

En ediciones anteriores abordamos la preparación para una entrevista laboral, tanto para potenciar nuestra imagen como también aspectos generales a considerar. En esta edición aconsejaremos sobre cómo comportarse, teniendo en cuenta puntos que SI y que NO se recomiendan a la hora de una entrevista.

Como punto principal, recordaremos algunos tips mencionados anteriormente: llegue puntual a la cita y si tiene una demora, avise a su entrevistador. No olvide llevar el nombre de la persona que lo entrevistará, se ve feo llegar y decir “no recuerdo el nombre”, eso demostraría distracción de su parte. Al momento de ingresar a la entrevista, preséntese usted mismo, con una pequeña sonrisa y un cálido apretón de manos. NO salude con un beso, salvo que el entrevistador así lo indique, eso podría tomarse como un exceso de confianza de su parte.

DURANTE LA ENTREVISTA
Su entrevistador le hará distintos tipos de preguntas (lo cual abordaremos en la próxima edición) lo importante es que usted tenga en cuenta estas recomendaciones sobre cómo comportarse:

 Saber escuchar: Se dice que en una entrevista laboral un candidato habla aproximadamente entre un 75% del tiempo, pero cuando el entrevistador va a hablar es importante que usted escuche atentamente para entender y responder lo que se le pregunta.

SI: Escuche correctamente a su entrevistador. Pregunte en caso de no entender algo, es preferible que le reformulen la pregunta a que usted conteste erróneamente.

NO responda anticipadamente, pues puede terminar diciendo algo que no le preguntaron, lo que podría tomarse como que en su trabajo no presta suficiente atención. No haga interrupciones inadecuadas, espere siempre a que el entrevistador termine de hablar para preguntar lo que necesite.

Cómo comunicarse

Es tan importante saber escuchar como también comunicarse correctamente.

SI: Hable sencillamente, sin utilizar palabras rebuscadas que no emplee normalmente.

Facilite la tarea al entrevistador,  responda en forma precisa y breve, focalice la conversación en lo importante y en aquello que entiende le interesa al otro, esto ayudará al entrevistador y de algún modo lo beneficiará.

NO acorte palabras (ej: pa qué en vez de para qué, pa’llá en vez de para allá, etc.)No utilice vocabulario vulgar o inadecuado. No tutee a su entrevistador, salvo que éste así se lo pida, puede tomarse como un exceso de confianza de su parte.

La mirada

Es muy importante el contacto visual con nuestro interlocutor, ya que es parte de la comunicación que está surgiendo entre ambos durante la entrevista.

SI: Mire a los ojos, sin miedo y sin la sensación de “estarle sacando una radiografía a su interlocutor”.

NO mire para otro lado cuando le hacen una pregunta difícil, ya que podría tomarse como falta de sinceridad de su parte (aun cuando no lo es).

Los gestos

NO fuerce sus gestos, tales como guiñar un ojo para dar sensación de complicidad o palmada en el brazo a su interlocutor (recuerde que es un entrevistador, no su amigo).

SI: En caso que usted tuviese un tic que se acentúa más en situaciones de tensión, coméntelo con su entrevistador, logrará dos efectos igualmente positivos: si su tic se activara en la entrevista, su interlocutor ya estará advertido del problema y segundo, como efecto positivo, si lo dice puede que esto baje su nivel de tensión y no se produzca o se dé más despacio.

La postura

SI: Sea elegante en la postura, siéntese derecho, no al borde de la silla o mostrando posición de fatiga. De vez en cuando puede cambiar de postura buscando mayor comodidad, pero no constantemente.

NO se balancee ni mueva demasiado los pies (puede mostrar exceso de ansiedad de su parte).

Teniendo en cuenta estos consejos, usted podrá ver que se posiciona firmemente como candidato y la entrevista fluirá adecuadamente.  Ante todo no se olvide: sea espontáneo y verá que puede tener buenos resultados. Adelante!

A tener en cuenta…

– Transmita la imagen y la actitud que usted es el nuevo colaborador, no un postulante más. Primero tiene que estar usted convencido de ello para luego convencer a los demás.

– A los entrevistadores le interesa su habilidad para realizar el trabajo, el entrenamiento que haya tenido y sus motivaciones. Céntrese en ello para abordar la entrevista y siempre responda lo que le preguntan, no se vaya por las ramas respondiendo cosas que no le preguntan ya que desperdiciará así tiempo importante para demostrar su capacidad.