Crossville, Tennesse. Un hombre denunció esta semana que su casa fue robada mientras una mujer desnuda que nadaba en su piscina distraía su atención.

Según informó la Policía de Crossville, Tennessee, la víctima, de 54 años fue engañada por una señorita que le pidió nadar en su pileta. El inocente hombre accedió y la chica se sacó la ropa y se zambullo desnuda. Mientras el hombre observaba sorprendido, el esposo de la mujer aprovechó la distracción y se metió en la casa. El reporte policial dice que luego de 20 minutos la dama salió de la piscina, agradeció al hombre y se retiró. Fue entonces cuando el señor entró a su hogar y se dio cuenta que le faltaban joyas, un arma y medicamentos por valor de US$1200. Autoridades del Estado declararon que tienen identificada a una pareja de sospechosos, pero por el momento no se ha efectuado ninguna detención.