Por Diego Sosa

 

“El tiempo nunca es suficiente”.  Es lo que la mayoría de las personas opina sobre ese fantástico recurso no renovable que tanto desperdiciamos.  ¿No tiene tiempo para leer este artículo?  Entonces tendrá que sacarlo para leer libros, porque algo anda mal y al parecer usted no está consciente de ello.

Querer lograr resultados diferentes haciendo lo mismo es lo que Einstein definía como “locura”.  ¿Por qué las personas no hacen algo para lograr resultados diferentes?  Le diré, porque no tienen tiempo para buscar soluciones.

Algunas sugerencias:

  1. Cambie su actitud a la vida, primero que todo.  Si algo me molesta, seré yo quien busque las soluciones en mí.  Echarle la culpa a los demás entrega el poder a los demás para cambiar lo que a mí me molesta.
  2. Reconozca que hay solución.  Otras personas lo han logrado, viven de forma diferente y su expectativa de vida es mucho más larga que la suya.  Sí, el estrés mata, o por lo menos, enferma.  Hoy existen millones de personas sufriendo de Burnout, todo por no tener tiempo o querer más dinero… en primera instancia.
  3. Fíjese de alguien que logra mucho en poco tiempo y tiene tiempo para todo lo que identifica como importante en su vida.  No se lleve del que vive sin tiempo.
  4. Defina en su vida lo que es éxito para usted.  Dónde quiere estar, qué quiere lograr.  ¿Una buena vida?  Entonces, defina que es “buena vida”.  Es lo material, es una buena educación integral para los hijos, es una vida de familia, es tiempo para lo que le gusta hacer.
  5. Busque un método que lo lleve al éxito de su tiempo.  No a administrarlo dejando de hacer cosas, la idea es lograr lo que usted definió como prioritario sin dejar de hacer lo que es importante y necesario.

 

No necesita más horas, lo que necesita es un cambio en su vida.  Un cambio de mentalidad y de forma de hacer las cosas.  Hay muchos métodos de administración del tiempo, algunos sugieren dejar de hacer cosas para lograr otras.  En mi libro ¿No tienes tiempo? demuestro que se puede hacer todo sin dejar nada y sin vivir estresado por sólo hacer lo urgente.