keith-anderson-3

Keith Anderson tiene una forma muy bonita de llevar toda la infancia de su hijo tatuada en su piel. Anderson se ha tatuado los dibujos de su hijo desde que el pequeño tenía 5 años de edad. Este tierno y curioso gesto de parte de Keith se ha viralizado por toda la red.

El padre canadiense se ha tatuado margaritas, un caballo de mar, un robot, además de otras curiosas creaciones más. Keith menciona: “La gente me pregunta qué va a pasar cuando se me acabe el espacio. Yo siempre les contesto que espero que mi hijo haga los dibujos más pequeños“.