REPORTAJE

A pesar del crecimiento de las inversiones y  la demanda, la capacitación en esta área es deficiente y solicitada por empresas que requieren de estos perfiles

En República Dominicana hay más de 30 empresas que ofrecen los servicios de Energía Renovable. Foto: Wikicommons
En República Dominicana hay más de 30 empresas que ofrecen los servicios de Energía Renovable. Foto: Wikicommons

Por Kathia Hernández

Santo Domingo

“Ya la generación no es un monopolio es algo de todos, la seguridad energética está acrecentándose a paso firme, el pesimismo está prohibido y nuestro futuro es brillante”.

Esta fue de las frases mencionadas por el presidente de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Enrique Ramírez, según una publicación en la revista “Crónica Energética” de octubre del 2011. Sin embargo, para los empresarios de Energía Renovable el panorama es distinto por la falta de capacitación necesaria para contratar personal calificado para tales a fines.

En República Dominicana los recursos naturales como el sol y el viento son aprovechados por viviendas y empresas para captar energía, elementos que son tan rentables que la demanda de producción cada día aumenta, pero la realidad de enseñanza y aprendizaje no ha sido tomada en cuenta por el Gobierno ni centros universitarios del país.

De esta forma opina Leonardo Peña Cabrera, director general de la empresa de Energía Renovable Everwell, quien tras ocho años de experiencia en el área y con más de dos años de manera formal, considera que no hay instituciones que se encarguen de enseñar en esta área y los mismos deben pagar a colegas españoles para que capaciten a las personas que trabajan para la compañía.

“Normalmente las personas que trabajan para nuestra empresa son estudiantes de Ingeniería Eléctrica, ellos carecen de conocimientos profundos y me encargo de ofrecerles el aprendizaje necesario”, expresó Peña Cabrera.

El director general de Everwell, con una Ingeniaría Master en Energía Renovable, en dados casos imparte a sus empleados los conocimientos básicos y más actualizados posibles en la materia para que los mismos puedan estar a la vanguardia de las herramientas necesarias de este sector.

“A mí me interesa que mis muchachos se capaciten”, manifestó.

En esa misma línea, el presidente de la empresa Tecnología Solar SRL, Rafael Vargas, también  enunció que “hay escasez de técnicos en todas las áreas. Aunque el Infotep está haciendo un gran trabajo, realmente no se le está dando la dimensión que requiere”.

Se considera que existen ciertos grados de capacitación en Energía Renovable, desde técnicos hasta ingenieros. Foto: EGE Haina
Se considera que existen ciertos grados de capacitación en Energía Renovable, desde técnicos hasta ingenieros. Foto: EGE Haina

Vargas resaltó que hay que realizar un llamado a las universidades, ya que no promueven, además de la capacitación en este rubro, las ventajas de la Energía Renovable y su impacto al medio ambiente.

“Muy lamentablemente las universidades no están promoviendo la energía limpia. El futuro energético de RD es solar, sin embargo se siguen enfocando en las plantas de carbón  que son mucho más costosas y contaminantes”, dijo Vargas.

Vargas destacó que muchos de los jóvenes que han laborado en su empresa han aprendido de forma autodidacta o por los conocimientos que ha podido sumarles según su experiencia y capacitación internacional.

En su caso, actualmente tiene a dos jóvenes que manejan nivel residencial, paneles fotovoltaicos, calentamiento de agua solar e inversores solares.

Capacitación nacional e internacional

Investigaciones de este medio arrojaron que no existen talleres ni cursos profundos sobre Energía Renovable, a excepción de INFOTEP, que ofrece los  “Instalación y Uso Práctico de la Energía Eólica y  de sistemas fotovoltaicos”, ambos con una duración de 70 horas, tiempo considerado insuficiente para conocer todos los rubros y avances necesarios.

Así mismo no se visualizan becas que pueda ofrecer la oportunidad a jóvenes técnicos y universitarios estudiar fuera del país para especializarse en esta rama que proyecta un gran futuro en territorio dominicano.

Sin embargo, en el mes de septiembre del año pasado, El Instituto Tecnológico de Las Américas (ITLA) y el Ministerio de Energía y Minas dieron a conocer que se creará un Centro de Excelencia en Energías Renovables, con la finalidad de capacitar y crear profesionales en esta área.

La formación en Energía Renovable abarca el conocimiento de tecnologías necesarias para sectores rurales y urbanos (que son muy distintos).

Se considera que existen ciertos grados de capacitación: técnicos de instalación, ingenieros para diseño de tecnologías e instalación y medición con todas las tareas necesarias para el abastecimiento.

Jorge Barrera, integrante de la maestría de la Universidad Nacional de Lanus, en un reportaje publicado por E-renova, explica que si las formaciones son exclusivas en tecnologías de conversión de una fuente de energía a otra, son muchas más las posibilidades los que vienen de formaciones técnicas: ingenieros, físicos, entre otros.

En este reportaje destacó que “es necesario formar gente que esté en condiciones de impulsar la utilización y el aprovechamiento de las energías renovables  en los nichos en los que cada uno sea más eficaz. Es necesario formar gente que pueda tomar decisiones.

En el contexto internacional algunos de los centros que imparten formación en Energía Renovable, según el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) son:

  • Fundación UOCRA
  • Centro Educativo de Nivel Terciario N. 14
  • Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (UBA)
  • Universidad Nacional del Litoral
  • Universidad Nacional de San Luis
  • Universidad de Luján
  • Instituto Nacional de Energías no Convencionales (INENCO)
  • Censolar (España)

 

Inversión extranjera vs nacional

Ambos representantes del sector de Energía Renovable mostraron preocupación por la instalación de empresas internacionales en esta área, los cuales cada día crecen más por las exoneraciones de impuestos y facilidades de instalación en el país, las cuales, además de reducir el impacto de las que se fundaron en el país, limita el trabajo de los ciudadanos dominicanos por la contratación de mano de obra extranjera.

Así mismo expresan que esa facilidad que se les permite está provocando y no se ha creado un método para regularizar estas compañías.

Leonardo Peña Cabrera, director general de la empresa de Energía Renovable Everwell, destacó que el costo de un proyecto de mano de obra en Energía Renovable, no se está quedando en República Dominicana y algunas pueden traer cualquier mercancía sin regularizar, lo que ha generado que algunas instalaciones no se instalen correctamente y la imagen del país sea negativa.

Compra de no calidad, desconocimiento de instalación y mal resultado de las compañías, son los tres pasos que muchas veces hacen quedar mal al trabajo dominicano.