Alejandra BrunetLlegó enero!!!! Mes en el cual iniciamos todas las dietas necesarias para bajar esas libras de más ganadas durante las fiestas de diciembre.

En esta carrera para reducir la talla debemos tener en cuenta algunos tips que nos ayudarán no sólo a adelgazar sino a cuidar nuestra salud:

  • Fijarnos una meta y concientizarnos de que somos capaces de alcanzarla

Por ejemplo podemos decir que adelgazaremos hasta que nos entre tal pantalón!! O que nos sentiremos mejor si logramos reducir 5 libras!! Lo más importante es que tomemos conciencia de que verdaderamente somos capaces de lograrlo.

  • Hacer público nuestro compromiso de cuidarnos

Especialmente contarle a nuestra familia, amigos y compañeros de trabajo nuestra nueva meta así nos ayudan a evitar las tentaciones

  • Escribir todos los detalles del día

Muchos aconsejan llevar una agenda en la cual anotemos todos los detalles del día, así podemos hacer un balance y verificar si nos hemos equivocado, qué debemos reforzar o evitar

  • Planificar una dieta posible

Nuestra dieta debe ser real, posible de ejecutarla.

Ninguna dieta es mágica. Debemos trabajar nuestra voluntad para poder cumplir el objetivo

  • Hacer 5 comidas diarias

Dosificar el aporte energético diario en 5 comidas se recomienda para una dieta sana y equilibrada. Por qué? Nuestro cuerpo necesita energía continuamente para funcionar y debemos proveerle el combustible necesario para ello.

Si dejamos pasar mucho tiempo entre una ingesta y otra, el cuerpo nos va a reclamar una dosis mayor de energía ello implica mayor cantidad de alimentos y aumento de ansiedad lo que nos llevará a comer más.

  • Basar la dieta en frutas y vegetales frescos de temporada

Consumir alimentos ricos en fibras y en vitaminas. Iniciar el día con frutas y vegetales crudos es un dosis de energía para nuestro cuerpo. También nos ayudarán a engañar el hambre en el momento de abrir la nevera para ver que hay.

  • Reducir el consumo de sal

Sustituir la sal por hierbas aromáticas. Olvidarse del hábito de salar el plato servido aún cuando no lo hemos probado! Usar en mínimas cantidades sal marina

  • Evitar el uso de azúcar refinada y derivados

Mucho se habla de los efectos negativos del azúcar refinada en la salud de las personas.

El azúcar no nos aporta ni proteínas, ni grasas, ni minerales, ni vitaminas; solo hidratos de carbono refinados que afectan el páncreas.

  • Beber mucha agua

El agua es indispensable para el cuerpo humano, el cual requiere como mínimo 2 litros por día. Entre sus beneficios podemos mencionar que al mantenernos hidratados todos los órganos del cuerpo funcionan correctamente, permitiendo la liberación de toxinas, incrementando la energía al momento de ejercitarnos, reduciendo el hambre. Muchas dietas aconsejan beber un vaso de agua antes de cada comida.

  • Apostar por alimentos integrales

Ricos en fibra. No engordan. “Nos llenan de energía sostenida, ya que al comer permanentemente cereales integrales, el hígado los transforma, almacena ésta energía y la aporta a medida que el organismo la necesita.” (Alimentación Sana)

  • Cero alcohol y Cero refrescos!

Consumir refrescos es consumir grandes cantidades de azúcar refinada. El alcohol contribuye a la mala nutrición pudiendo generar efectos nocivos en el hígado, páncreas, corazón y la ansiedad.

 

  • Movimiento

Realizar ejercicios físicos: nadar, caminar, correr, andar en bicicleta, gimnasio…

Es importante que nos pongamos en acción!

  • Saber que lo lograremos!!!

 

Ideas para la lonchera que nos ayudarán a lograr nuestra meta

–        Incluir frutas cortadas en rodajas, especialmente piña y manzana. Se puede cortar la piña en dados y mantener congelada para llevar directamente en la lonchera

–        Vegetales crudos para picotear cuando el hambre nos llame: zanahorias, tomates, apio, tiras de morrones

–        Dips naturales: salsa roja casera, hummus. Acompañar con pan pita integral

–        Llevar una ensalada para el almuerzo compuesta por lechuga (una o más variedades), tomates cortados en cuadritos, zanahoria rallada, ajíes cortados en rodajas finas, vainitas, granos de su preferencia (maíz, garbanzos, habichuelas, petit pois), hojas de espinaca crudas cortadas en tiritas finas. Llevar un frasco con aceite, sal (opcional) y vinagre o limón para condimentar en el momento