Aryanne J.Scott


Estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), han planteado que “invertir en la recuperación de un trabajador es menos rentable para una empresa, que gestionar un plan de protección y prevención de riesgos”. Es por ello que la buena salud de los empleados es algo que toda empresa debe salvaguardar.

 

Los accidentes y enfermedades como el estrés, o las dolencias musculares entre otras, provocan que muchos empleados deban faltar al trabajo.

 

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se han calculado que las pérdidas económicas por enfermedades y éstas afectan el 9 y 12% del Producto Interno Bruto (PIB) en América Latina.

 

Aproximadamente existen entre 2,500 y 3,000 enfermedades vinculadas con el trabajo. Algunas de estas son la fatiga visual, lesiones músculo-esqueléticas, padecimientos respiratorios etc.

 

Actualmente existen  nuevos padecimientos los cuales afectan considerablemente la salud; estas nuevas enfermedades como el  “Tecnoestrés” (trastornos de quien utiliza por largos periodos la tecnología),  o “Burnout” (fatiga crónica por estrés), provocan estados de tristeza o ansiedad, además de  mareos, insomnio,  dolor de cabeza,  dolores musculares, trastornos respiratorios y circulatorios, trastornos digestivos,  infecciones, manchas o afecciones en la piel.

 

Así mismo, la Unión Europea ha sugerido que invertir en la salud del empleado ayudará  a reducir los costos de beneficios por algún tipo de dolencias, ya sea en bonificaciones, pensiones, e incluso en asignación familiar en caso de que el trabajador muera por un accidente laboral.

 

Varias encuestas Gallup han revelado que las organizaciones con ambientes de felicidad han reportado un 125% menos de “Burnout” entre sus colaboradores.

 

La agencia especializada de las Naciones Unidas para el Trabajo ha destacado el estrés como una enfermedad profesional y ha estimado que uno de cada 10 trabajadores lo padece, junto con algún trastorno asociado como la ansiedad, el cansancio o la depresión.

 

Aquellas empresas que han implementado programas de bienestar presentan menos rotación de personal, por lo que sus empleados están más comprometidos con su trabajo y son más efectivos en sus entornos.
En República Dominicana, todo empleado, ya sea público o privado tiene derecho a un Plan Básico de Salud por el cual se paga una cuota mensual. Esto es con el propósito de que le sean cubiertos los gastos médicos en cualquier caso de necesidad, aunque no todas las personas están conscientes de ello.

 

El plan Básico de Salud es el conjunto de servicios a los que tienen derecho todos los afiliados a los regímenes Contributivos, Contributivos- Subsidiados y Subsidiados.

 

Según la pág. web Impulsa Popular, este es el plan más demandado por los afiliados a las ARS. En este tipo de plan los empleados aportan un porciento de su salario, según está establecido por ley, y la empresa otro, siendo el porcentaje total de un 10.13%.

Señala la web que este ofrece promoción y prevención de la salud; atención ambulatoria; emergencias; hospitalización y cirugía; odontología; casos catastróficos; medicina ambulatoria, además de una cobertura anual de RD$3,000.00 en medicamentos, los cuales deben ser comprados en las farmacias pertenecientes a la red de su ARS.

El plan básico de salud no beneficia en casos de cirugías estéticas ni en tratamientos de infertilidad.

La aseguradora SENASA (Seguro Nacional de Salud) es de carácter público y descentralizado, y es la encargada de administrar los planes básicos de salud de los empleados públicos, instituciones descentralizadas, trabajadores del Régimen Contributivo Subsidiado, a los beneficiarios del Régimen Subsidiado y a los empleados privados que lo deseen.

Una de las aseguradoras privadas es ARS Humano, la cual ofrece planes de salud para la Pymes, los cuales son Pymes Esencial y Esencial Plus, los cuales son prepagados.

Esos Planes están dirigidos a los trabajadores del sector informal o pequeñas y medianas empresas, que se deciden por una opción básica y sustancial a la hora de contratar los referidos planes.

Al poseer cualquiera de los planes que ofrece esta ARS, el cliente podrá acceder a la Red de Prestadores del Plan Básico de Salud, así como a los servicios de Emergencia, Hospitalización y Maternidad.

Estos, entre otras cosas, cubren: Emergencias, Hospitalización, Medicinas durante internamiento, Plan de Enfermedades Catastróficas, Odontología (solo en Plan Superior), Maternidad, entre otros servicios.

Así como  ARS Humano también están ARS Universal,  ARS Palic Salud,  ARS Semma, ARS Futuro, ARS Constitución, ARS Monumental, entre otras muchas, las cuales también son privadas.