Lourdes GómezMuchos Ejecutivos y empresas en República Dominicana, suelen atravesar por una gran indecisión de si contratar una persona que excede el perfil de la posición que desean ocupar, sabiendo que está sobre calificado para el puesto, o reclutar un talento junior que no tiene nada de experiencia, llamados “Cachorros”, quienes vienen con ansias de trabajar, con un nivel de expectativa de retarse a sí mismo, para confirmar si lo que han estudiado lo pueden aplicar en el plano profesional-laboral.

Las empresas están atravesando un nivel de aceleración, que hace cada vez más difícil el que un proceso de inducción y orientación a un empleado “Cachorro” se pueda dar. El éxito o las ventajas de contar con “Talentos Cachorros” es que obtenemos personas que se identifican y valoran más a la empresa porque le han dado su primera oportunidad laboral, además de que al ser «novatos», se aceptan las normas y asignaciones de una forma más fácil y sin cuestionar, se aprende sobre el funcionamiento de la compañía sin imponer sus criterios y no se hace comparaciones de una u otra empresa.

Al no contar con experiencia anterior, pero sí con el título, la persona se encuentra en el rango salarial medio lo cual representa un ahorro para la compañía, pues al tener sus conocimientos actualizados, puede desempeñar sus funciones incluso mejor que uno experimentado. Esto beneficia a las dos partes, ya que a medida que se adquiera la pericia laboral, podrá aspirar a un rango salarial superior.

La persona sin experiencia previa resulta un candidato atractivo porque puede adaptarse, con mayor facilidad, a la cultura organizacional. Es una página en blanco, ya que, al no tener un empleo previo no puede decir: “Donde trabajaba antes se hacían las cosas de esta manera y me parecía que así era mejor”. En otras palabras, los candidatos Cachorros sin experiencia, ofrecen también la ventaja de ideas innovadoras y una proactividad que los experimentados muchas veces no tienen.

Incluso, muchos candidatos con experiencia, al considerarse que son expertos o «maestros» en su ramo, pueden, después de ser contratados, empezar a descuidar su forma de trabajar y caer en un desgano por realizar sus funciones, lo que ocasiona en el caso más grave la terminación de su contrato. Las dos ventajas más relevantes de contratar Cachorros a Sobre calificados son nivel de compensación al que aspiran y la facilidad con que pueden adaptarse a la cultura organizacional.

En conclusión, hoy en día muchos profesionales de Gestión Humana comentan que en más de un proceso de reclutamiento han tenido candidatos que están Sobre calificados para las plazas vacantes y no saben si es prudente o no contratarlos. Se les hace difícil tomar la decisión entre Sobre calificados o Cachorros, siendo la encrucijada de si los candidatos sobre calificados se aburrirán en ese puesto de trabajo, tomarán la posición de trampolín o no se sentirán motivados solo que a nivel inicial y luego su desempeño decaería y se mantendrían buscando la posición ideal que sí satisfacería sus expectativas laborales y económicas.

Sin embargo recientemente una Universidad realizó un estudio, donde su investigación dio como resultado que estos riesgos son más de percepción que reales. Se ha verificado en empresas que colocando prospectos que habían sido Sobre calificados en una primera entrevista, al encontrarse trabajando ya en el equipo, no sólo se desempeñan increíblemente sino también ayudan a otros a sobresalir. Los beneficios de contratar personal Sobre calificado es que no pensemos en el aquí y ahora, si no en ver más allá a este empleado a futuro, y el impacto que sus conocimientos y experiencia generaría en todo su personal. Y tú con cuál de las dos alternativas te quedas?!!!