laboral

El Coaching nos ayuda a mejorar el rendimiento de la empresa y reduce la rotación, mientras que el Mentoring desarrolla el activo humano, permitiendo que cada día los empleados sean más valiosos y preparados.

diego

Coaching y Mentoring son dos palabras que están de moda, la primera más que la segunda. Yo voy a hacer un pequeño resumen de los conceptos y de su importancia dentro de una empresa, pero más que todo, una guía para lograr implementarlos y hacer de ellos herramientas de valor en el desarrollo humano.

En esta ocasión, me refiero a los dos procesos sólo en el ambiente de un líder y un colaborador. No al Coaching de vida, éste no se hace de superior a colaborador, eso sería como el padre que quiere ser el mejor amigo de su hijo… ¿cómo lograría imponer su jerarquía en momentos necesarios?

Coaching

Es el proceso en que el Coach ayuda al Coachee a lograr habilidades que son útiles para el desarrollo de sus labores. Además, de inculcarle valores y comportamiento de acuerdo a los lineamientos de la empresa.

Para desarrollarlo debemos tener en cuenta:

Observación: El líder tiene que ver lo que está sucediendo y encontrar qué habilidades le faltan al colaborador.

Diálogo: Es imprescindible conversar con la persona. Ésta es una de las partes más sensible del Coa

ching, ya que antes de que las personas se abran a tratar problemas, errores o deficiencias, tendrá que haberse logrado un clima de confianza. La idea no es encontrar debilidades, el objetivo es fortalecerlas.

Entrenamiento activo: Una vez se encontró qué se puede mejorar, hay que ir de la mano con un entrenamiento constante hasta lograr el máximo rendimiento. Desde ese momento en adelante, el colaborador debe preocuparse por encontrar el camino que lo llevará a superar al maestro.

Seguimiento: Cumplido los pasos anteriores, se debe dar seguimiento a lo realizado. Además, se debe encontrar nuevos retos para los colaboradores.

Después de realizar la discusión, tiene que hacerse un plan de acción, donde se incluyen los objetivos, un calendario y algunos indicadores de éxito. No olvide definir cómo se trabajará en conjunto. No se olvide de crear un ambiente real de colaboración y escucha, nunca busque culpables, sino soluciones.

Mentoring

En este proceso el líder ayuda al colaborador a desarrollarse en su carrera, dándole las herramientas para crecer en la vida.

Un mentor actúa como un Facilitador. Es quien dará consejos para el desarrollo personal y profesional del colaborador. La idea es abrir las puertas a nuevas oportunidades.

El colaborador es quien toma la iniciativa en el Mentoring. Él tiene que preocuparse por su desarrollo, buscando ampliar sus conocimientos y capacidades. Se interesa por aprender capacidades fuera de su puesto, busca cursos que lo pongan siempre un paso adelante.

También, da el ejemplo colaborando y ayudando al éxito del departamento y de la empresa, no sólo está buscando reconocimiento personal.

La diferencia es que el Coaching se concentra en las habilidades para la tarea que está desarrollando y desarrollará dentro de su puesto; mientras que en el Mentoring se dedica a la carrera profesional y personal más allá de su puesto actual.

Mientras el Coaching ayuda a superar los problemas de rendimiento de la empresa y reduce la rotación, primando un clima de colaboración; el Mentoring permite desarrollar el activo humano, consiguiendo que los empleados sean cada día más valiosos y preparados.

Mis límites sólo están en mi mente; cada vez que los cruzo me hago más consciente de ello.

Más sobre el tema en mi libro: ¡Alcanza la Cumbre!