Una experta explica las estrategias que debe seguir una persona para ser emprendedora. Con sólo tres pasos se puede lograr un ideal.

Por Kathia Hernández

Iniciar un proyecto, de cualquier índole, crea incertidumbre y un poco de miedo, ya que no sabes los resultados que vas a tener.Cuando se tiene una iniciativa se presentan un sin número de obstáculos, pero lo más importante es no dejar que tu proyecto fracase.La presidente de la Red de Líderes Empresarias, Idáliz Escalante, señala tres estrategias para ser una persona emprendedora.La primera que menciona esta empresaria es definir tu meta, decidiendo lo que quieres hacer.

Para ello recomienda que:

                        Anotes en una libreta todas tus ideas con lujo de detalles y nunca debes dejar de observarla.
                        Cuando tengas tu idea, que de seguro te va a emocionar, debes visualizarla y ponerle toda tu energía.
                        Debes pensar qué quieres, cómo lo quieres, cuál sería tu beneficio y tu aporte al mundo si esa idea se concreta.
El segundo paso hay que seguir para ser emprendedor, según Escalante, es ver qué tienes versus qué no tienes.
Explica que, generalmente, tan pronto terminas de imaginar la parte bonita de tu sueño, comienzan a llegar ciertas preocupaciones y comienzas a ver todo lo negativo de tu proyecto.
Escalante aconseja:
                        Plantearte que tus deseos son más fuertes que esos argumentos y temores.
                        Hacer un “inventario” de qué tienes para empezar.
Debes sacarle a lo que posees, viendo las ventajas y beneficios que te puede ofrecer.“Lo único que tenía en ese momento eran mis deseos y una computadora con acceso al Internet. ¿Y saben lo qué eso significa? Si tienes Internet se resuelven muchos problemas y te ahorras muchos recursos, porque ¡te abre las puertas a un universo de oportunidades!”, así narra Escalante la historia de sus primeros pasos como empresaria.
“Utilicé esa única herramienta y en enero del 2008 decidí crear un “grupito” en Facebook y llamarlo Mujer Empresaria de Hoy. Mi propósito en ese momento: promover la empresa de sellado de techos de mi esposo mientras ofrecía un espacio para que otras mujeres promovieran sus empresas también. No tenía idea de lo que sucedería después, ni tampoco había asociado mi sueño (escrito en mi libreta) con lo que estaba haciendo”.
La tercera estrategia es el Networking o salir a conocer gente. Explica que cuando conoces más personas con conocimientos y experiencias, a su vez conoces y obtienes más contactos.
 
 Para ello, debes crear la oportunidad de hacer más conexiones, asistendo a seminarios, eventos y actividades presenciales, lo que te permite ampliar tu cartera de recursos.
 

“Con un sueño que sea más grande que tus miedos, con la actitud apropiada para usar lo que ya tienes y rodeándote de las personas indicadas, ya estás en camino…”

 Idáliz Escalante