Seamos creativos e innovadores. Involucremos a todo el personal en la celebración que hacemos para ellos. Al final, los resultados se traducirán en acciones guiadas hacia un objetivo común: el buen desempeño económico de las organizaciones y el bienestar de su personal.

Por María Mercedes

El 2012, pasó tan rápido como un abrir y cerrar de ojos, y me hago eco de la frase “parece que fue ayer”, que lo vimos nacer; y sin embargo, en pocos días, nuevamente estaremos en la mesa degustando la cena de Navidad y viendo los fuegos artificiales que anuncian la llegada del próximo año.

En el plano laboral, es importante señalar que los ejecutivos de las empresas, con antelación planifican las acciones destinadas a halagar a sus colaboradores por su fidelidad, excelente desempeño y productividad laboral.

Sin duda, ese merecido reconocimiento es una buena noticia, sobre todo en momentos como este cuando la palabra austeridad se adueña de nuestro vocabulario; porque es una excusa para seguir repartiendo cariño y demostrando agradecimiento a las personas que día a día trabajan por el bienestar económico de la organización.

Para celebrar la Navidad con las personas que hacen posible esos logros, las empresas, ya sean pequeñas, medianas o grandes tienen un sin número de opciones a elegir. Lo más común, son los angelitos organizados a lo interno o hacer una fiesta de Navidad, en la que todos degustamos las exquisiteces culinarias tradicionales para la época y luego salimos a la pista a bailar los merengues clásicos: “Volvió Juanita”, “El Pavo y el Burro”, o la “Trulla Navideña”.

No obstante, a través de este artículo queremos destacar las diferentes alternativas de obsequios que tenemos a nuestra disposición en esta época tan especial; pues la tendencia apunta a que las empresas están interesadas en conocer nuevas opciones de regalos e incentivos para su fuerza laboral. Por eso, lo redactamos consientes de que estos incentivos son una muestra de buena voluntad que entusiasma al personal y mejora el clima laboral.

En el 2011, una encuesta realizada por el Instituto Ikerfel de Investigaciones de Mercado y Marketing Estratégico, de España; demostró que el regalo de Navidad es el único detalle que ha resistido a la crisis, porque las empresas desean mantener esta tradición que reconoce e incentiva la calidad de sus colaboradores.

De este lado del mundo, un estudio elaborado por la Asociación Mexicana de Directores de Recursos Humanos (AMEDIRH), reveló que el 75% de sus empresas afiliadas otorgan algún tipo de regalo o incentivo en Navidad.

Algunas de las características que el capital humano busca en ese obsequio son: que pueda compartirlo con su familia, que le permita darse pequeños gustos que no siempre están a su alcance o que tengan la libertad de elegir, en un 58.9%, 48.6% y 31.0%, respectivamente.

Anote bien las siguientes recomendaciones que demuestran el aprecio que siente por su personal:

Para las empresas que desean innovar y organizar una fiesta diferente, les invitamos a organizar una cena tipo coctel, una fiesta temática o una fiesta privada en una discoteca ambientada con un motivo, que idealmente debe ser elegido por los integrantes de la empresa.

Otra de las novedades en cuanto a las cenas, es llevar personajes clásicos como invitados de honor, por ejemplo, actores y actrices de cine o cantantes famosos. ¿Se imagina en esta fiesta?, ciertamente, todos pasarán un momento súper divertido, mientras bailan, ríen y se toman las tradicionales fotografías de recuerdo.

Medianas empresas
Haga una breve campaña informativa para que sus empleados se motiven a solicitarle regalos a Santa Claus através de cartas, las cuales se pueden colgar en la Recepción
como parte de la decoración del arbolito.

Pequeñas empresas
Las pequeñas empresas tienen un presupuesto más limitado, pero con planificación e imaginación, pueden agradar a sus empleados. En este caso, es muy válido personalizar los regalos, pero asegúrese de comprar objetos que esa persona no tiene, y mejor aún, que lo necesita para su hogar o su familia.

Grandes empresas

Por lo general, estas corporaciones otorgan bonos anuales,organizan grandes celebraciones y entregan hermosos regalos a sus empleados como muestra de aprecio por su arduo trabajo.