Este es el primero de una serie de artículos dedicados al convenio No. 189 Sobre el Trabajo Decente Para las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos, y la recomendación sobre el mismo, adoptado en Ginebra, por la conferencia general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Aprobado mediante la resolución no. 104-13 del Congreso Nacional, promulgada el 30 de Julio de 2013 y publicada en la G.O. No. 10721 del 2 de agosto de 2013.

Este convenio fue elaborado el 16 de junio de 2011, siendo Uruguay el primer país en ratificarlo de nuestra zona, luego Bolivia, Nicaragua y Paraguay, entrando así en vigor el 5 de Sep. De 2013, según las disposiciones establecidas en el convenio sobre su entrada en vigor, a la fecha de su aprobación o ratificación en República Dominicana, ya había sido elaborada una Recomendación por parte de la OIT, la cual fue aprobada en conjunto con el convenio.

En este Convenio No.189, se reconoce que los trabajadores domésticos tienen igual derecho, a un trabajo decente que los demás trabajadores (Empleados de Empresas Privadas), por tal razón ofrece protección específica, asentando los derechos y principios básicos necesarios para que el trabajo decente sea una realidad para las trabajadoras y trabajadores domésticos.

El Art.1 define el trabajo doméstico como, “El trabajo realizado para o dentro de un hogar o varios hogares”, pudiendo incluir tareas como limpiar la casa, cocinar, lavar y planchar la ropa, el cuidado de los niños, ancianos o enfermos de una familia, jardinería, vigilancia de la casa, chofer de la familia e incluso cuidando los animales domésticos, todo esto dentro del marco de una relación de trabajo, es decir, aquella persona que realice un trabajo doméstico ocasional o esporádico no se considera trabajador doméstico.

El trabajador doméstico puede ser empleado a tiempo completo o parcial, por una sola familia o por varios empleadores, puede residir en la casa del empleador o estar viviendo en su propia residencia, y también puede estar trabajando en un país extranjero.

El próximo mes espera la continuación de esta serie de artículos sobre la Resolución 104-13 que aprueba el convenio No. 189 y la recomendación 201 Sobre el Trabajo Decente Para las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos.

Otilio Sánchez