Destacan que el gobierno debe apoyar esta iniciativa, porque si ocurre una depresión económica en el mercado recaudará menos impuestos de lo que tiene estipulado.

Por Kathia Hernández

El sector sindical logró que los debates con los empleadores sobre el salario mínimo se iniciaran en este mes de febrero, con el fin de que cualquier acuerdo que se pacte llegue a tiempo a manos de los trabajadores.

Así lo informó el presidente del Consejo Nacional de Unión Sindical (CNUS), Rafael (Pepe) Abreu, quien destacó que el hecho de que se adelanten las conversaciones con el sector empresarial es un paso positivo.

Explicó que los empresarios deben comprender que en este momento que se comienza a aplicar el impuesto de transferencia de bienes industrializados y servicios (ITBIS), a productos que no lo tenían e inicia el aumento de los demás, lo que provoca que muchos ciudadanos tiendan a disminuir su consumo y, por lo tanto, ellos vendan menos.

Resaltó que el gobierno debe apoyar esta iniciativa, porque si ocurre una depresión económica en el mercado recaudará menos impuestos de lo que tiene estipulado.

“El gobierno debe ponerse de lado de un aumento salarial a nivel de lo que son los empleados públicos y los pensionados, porque muchos de ellos tienen alrededor de seis y siete años que no reciben un ajuste”, expresó Abreu.

Mientras que el presidente de la Confederación Patronal de República Dominicana (Copardom), Jaime González, manifestó que ese sector solicitó al rubro sindical que en las primeras semanas de febrero se realice un sondeo más acabado que les permitiera saber cuál es el impacto que tendrá la reforma fiscal, no solo en las empresas; sino también a los trabajadores.

“Si hemos comentado que un 30% no encaja dentro de lo que ha sido el aumento y la inflación de los últimos dos años, hablar de este porcentaje no va de acuerdo a la realidad que tenemos nosotros como país”, dijo González.

En ese mismo orden, el presidente de la CNUS, Gabriel del Río Doñé, secretario general de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), explicó a EL EMPLEO que este sector no solo propone un aumento salarial; sino que se discuta un convenio que abarque una concertación económica y que sea tripartito.

“Es verdad que el salario es fundamental e importante, pero hay que tener en cuenta que el salario es salario y no aseguramos que no se aumente el costo de vida, que no suban los productos principales, entonces vamos a tener el problema de que se aumenten los salarios y que se aumenten los productos y en definitiva no pasa nada”, expresó del Río.

Destacó que el salario del país solo aumenta la miseria y que también se debe hablar del tema de seguridad social, tan importante para los trabajadores.