unv

El Sueldo Emocional genera fidealización en los empleados, les asegura estabilidad, desarrollo, respeto, crecimiento profesional, reconocimientos; y sobre todo autorrealización. Tiene que ver con la calidad de vida y no con el balance en la cuenta bancaria.

Lourdes Gómez

Directora Ejecutiva

Colocaciones, SRL

Todo el que trabaja es porque necesita cubrir sus necesidades básicas de alimento, techo y seguridad física-personal, según Abraham Maslow. En cambio con el tiempo hemos visto una alta rotación y desmotivación de los empleados en torno a lo que andan buscando en las empresas; lo cual se debe a que no hemos evaluado la Inteligencia Emocional de nuestros ejecutivos y colaboradores.

La Inteligencia Emocional se refiere a la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones en nosotros mismos y en nuestras relaciones (Daniel Goleman).

Debemos seleccionar talentos procurando identificar el conocimiento que posea de sí mismo, su autorregulación, o sea, que facilite la realización de las tareas, en vez de estorbarlas.

También es importante la motivación, que no es más que tomar iniciativas, ser efectivos, perseverar aún los contratiempos y frustraciones, ser empático, capaz de ver desde la perspectiva de los demás, lo que ellos están pensando y sintiendo; y no menos importante las habilidades sociales, que significa interactuar sin dificultad, utilizando estas habilidades para persuadir, dirigir, negociar, resolver disputas, promover la cooperación y el trabajo en equipo.

La Conciencia Emocional es saber identificar cómo las emociones afectan el desempeño,  es reconocer nuestros límites y puntos fuertes.  Hoy en día, muchos ejecutivos se ufanan en decir que son temidos por sus subordinados o colaboradores, sin ni siquiera percatarse de que son analfabetos emocionales los que así piensan, pues nadie los aprecia, ni quieren trabajar con ellos, y mucho menos permanecer en esa empresa por gran tiempo.

El Sueldo Emocional lo que hace es fidelizar los empleados, les asegura estabilidad, desarrollo, respeto, desafío, crecimiento profesional, reconocimientos; y sobre todo autorrealización. Tiene que ver con la calidad de vida y no con el balance en la cuenta bancaria.

El Sueldo hoy no es el elemento de mayor motivación para un empleado, es el trato justo y decoroso, es lo opuesto a ese caso en el que un individuo se ve reflejado en el maltrato que reciben los otros, pues dice un adagio: “Lo mismo te harán a ti”.  Otra frase relevante es: “No todo el dinero se gana”, muchos prefieren percibir menos ingresos y ser tratados con menos aseveración y dignidad.

El trabajo es mucho más que un lugar para ganar dinero, es dar a los empleados una vida óptima, equilibrio entre el trabajo-familia, es tener relaciones sociales armoniosas, unapira comunicación diáfana, sincera, afable, es una oportunidad de aprender, depositar confianza, participar en las decisiones y  proyectos.

Es saber qué se espera de nuestro desempeño, es sentirse libre de que no está a expensa del estado de humor o ánimo de un supervisor o alto ejecutivo de la institución, que no se aplica el mobbing o acoso laboral, que no hay hostigamiento, que los supervisores no están centrados en busca del error o del fallo del empleado para castigar o hacer sentir su autoridad, es tener autonomía en las labores, metas que alcanzar, nuevos retos por vencer, un clima organizacional satisfactorio y un buen ambiente para trabajar.

Se ha confirmado que el sueldo emocional crea la lealtad y fidelización de los empleados con la organización.  En estos tiempos de nada sirve estar bien preparados técnicamente, si no tienes la inteligencia competitiva de la generación net.

 

iniv2