CONSEJOS

Contar con la posibilidad de fijar los horarios y ser sus propios jefes son solo dos de las muchas ventajas de trabajar de manera independiente.

 

Por Rocío García

Santo Domingo

Algunos hacen distinción entretrabajo-desde-casa trabajo real y trabajo informal, opinando que solo  los reales  son verdaderamente exitosos. Estas personas están estancadas en el paradigma de que ser abogado, ingeniero o doctor son los  principales en la lista de oficios respetables y los únicos capaces de garantizar futuro estable y feliz.

Sin embargo, esta mentalidad está perdiendo fuerza con las nuevas generaciones. Trabajar desde casa, hacer consultorías y optar por trabajos de medio tiempo o temporales (a veces varios a la vez) para disponer de mayor flexibilidad, es una opción que parece adaptarse mejor a la demanda de la vida moderna y estar en mejor sincronización con el estilo de vida de la futura generación de personas productivas.

De igual parece coincidir con los modelos económicos actuales de la empresa que prefieren contratar suplidores o consultores externos para proyectos puntuales, en lugar de contar con equipo fijos cuyo salario no es justificable todo el año, debido a la fluctuación de tareas y prioridades.El ingeniero Héctor Cabrera Polonia, analista de sistemas, trabajó desde casa  a pesar de tener un empleo fijo. Dice que el problema recae en hacer factibles estos tipos de trabajo durante todo el año.

Los ingresos que genera son, muchas veces, más lucrativos que un sueldo mensual, no necesariamente ofrece la misma estabilidad.

Sin una buena planificación habrá épocas del año que serán más apretadas económicamente que otras, al elegir el trabajo desde casa como la fuente primordial de ingreso.

Aquí algunos consejos brindados por expertos que sirven de ayuda para establecer ciertas estructuras y lograr alcanzar metas profesionales, económicas y personales respetando un horario propio.

 

Planifica una rutina:

El hecho de que no tenga a una persona vestida de traje dándole órdenes todo el día, no significa que no esté trabajando. Sus clientes le están pagando y esperan que su comportamiento sea el de un profesional.

Tener una estación de trabajo: el problema de trabajar en casa es que siempre hay algo que hacer, una televisión que encender o una cama para descansar, por esta razón, los expertos recomiendan armar una estación de trabajo, preferiblemente una habitación o estudio específico para evitar distracciones.

Ser responsable: Asuma su trabajo con responsabilidad, esto no es la escuela donde podía dejar la tarea a un lado y luego echarle la culpa al perro. Trabaje duro y construya una buena reputación. Si falla, no solo perjudica su imagen sino que también afectará la confianza que pueda tener la gente sobre otros trabajadores independientes.

Cree fidelidad: Si trabaja duro, al final de la jornada podrá sentirse orgulloso de haberle ganado todo lo que tiene por el simple hecho de hacer las cosas bien, es crucial vender, no solo un producto o servicio sino una marca o identidad. Ser responsable, diligente y mantener precios competitivos es parte de este juego, pero también lo es conservar coherencia en el aspecto físico de lo entregable o mantener una comunicación cordial con los clientes.

Manéjese con prudencia: Es inevitable que al trabajar como consultor o suplidor independiente, algunos meses serán de menos ingresos que otros. Hace falta una cartera de clientes extensa o un trabajo estable aunque sea desde casa  para evitar tener esta temporadas bajas.

Impedir que esta tenga un impacto en la economía personal significa aprender a auto-administrarse. Definir un presupuesto y planificarse para esos meses bajos, es crucial para mantener la cordura y la estabilidad trabajando desde casa.