Picture9Riad. El presidente de un tribunal saudí ha prohibido a los funcionarios que trabajan con él que se afeiten la barba o que hablen de deporte en las horas laborales, informa el diario local Al Sharq.

 

El juez de la provincia de Huta Tamim, al sur de Riad, ha amenazado con adoptar las medidas que considere pertinentes contra quienes no cumplan su orden, que también establece que los trabajadores vistan con túnicas que sean por debajo de los tobillos.

El magistrado ha elaborado una lista con nueve “irregularidades profesionales” que los empleados del juzgado cometen de forma repetida, como hablar en voz alta de deporte, sobre todo, de los equipos de futbol y las características de sus jugadores.