POR LEY

El empleado debe solicitar sus vacaciones, pero su tiempo libre dependerá del permiso y aprobación de su empleador

Por Rocío García

vacaciones

Santo Domingo. Las vacaciones laborales constituyen los días más esperados por los empleados. Sin embargo, muchos trabajadores desconocen los derechos que tienen por este período de descanso.

Se debe aclarar que estas vacaciones son un descanso remunerado, sin embargo la confusión más frecuente consiste en la fijación de la fecha para la misma.

El empleado puede solicitar que se le otorgue sus vacaciones pero no puede exigir la fecha o época en que las quiere disfrutar, puesto que esa facultad le fue otorgada por la Ley al empleador.

Esto no quiere decir que la época de vacaciones no pueda ser acordada entre las partes o decidida por el empleado, debido a que el patrón puede aceptar que el obrero decida cuándo tomar su descanso, que es lo que generalmente sucede, principalmente cuando la relación trabajador-jefe es buena.

La facultad que tiene el patrón para decidir la fecha de las vacaciones no es absoluta, puesto que el Artículo 187 del Código del Trabajo contempla que ésta debe ser fijada teniendo especial cuidado en no afectar el descanso efectivo del trabajador.

Igualmente, la norma prevé que el otorgamiento de las vacaciones no debe afectar el servicio, lo que supone un equilibrio de intereses tanto del empleador como del empleado, para que ni el trabajo de la empresa se vea afectado por la ausencia del trabajador, ni la época de las vacaciones pueda afectar el descanso del obrero, lo que permitirá acordar la época de vacaciones.

Se debe puntualizar que sin importar las necesidades del servicio de la empresa, el empleador está en la obligación de conceder las vacaciones dentro del año siguiente a aquel en que se causó el derecho si el trabajador así lo solícita, por lo que se debe concluir que la acumulación de vacaciones solo se puede dar por consentimiento del trabajador, mas no por decisión o imposición del empleado.

El período de descanso laboral es un derecho consignado en el Código de Trabajo dominicano, el cual desde el artículos 178 al 191 dice que los empleadores tienen la obligación de conceder a todo trabajador un período de vacaciones de catorce (14) días laborables e igual número días pagados, con disfrute de salario, conforme a la escala siguiente:

  1. Después de un trabajo continuo no menor de un año ni mayor de cinco, catorce días de salario ordinario
  2. Después de un trabajo continuo no menor de cinco años, dieciocho días de salario ordinario.

Si el contrato de trabajo termina antes del año, el obrero tiene  derecho a una proporción de vacaciones. Para ello, el Código de Trabajo establece las siguientes categorizaciones: por más de cinco meses de servicios, el equivalente son seis días de salario; por más de seis meses, siete días de salario; por más de siete meses, ocho días de salario y por más de ocho meses de servicio, una remuneración equivalente a nueve días de salario.

Mientras que si el trabajador tiene más de nueve meses de servicio, le tocarían diez días de salario; por más de diez meses, el equivalente es de once días de salario y por más de once meses, doce días de salario.

Así mismo, la Ley contempla que por ninguna razón tanto el obrero como el patrón pueden rehusarse a la toma del descanso remunerado. Sin embargo, el empleador podría variar la fecha de vacaciones si demuestra que necesita el trabajador para concluir alguna tarea. Este plazo puede ser máximo de seis meses después que le toquen las vacaciones al empleado.

También está prohibido por Ley que el empleado preste servicios a otra empresa, pero no existe ninguna sanción legal en su contra si lo hace.

Feriados y fines de semana

Las vacaciones sólo deben incluir los días laborables. Los días feriados y fines de semana que el trabajador libre no cuentan. Esto quiere decir que si el obrero trabaja habitualmente los sábados, entonces estos días cuentan dentro de las vacaciones. Si trabaja mediodía, solo se tomará en cuenta mediodía de vacaciones y en caso de que no labore los sábados, entonces no cuenta dentro de los días de descanso.

El bono vacacional

Algunas empresas otorgan a sus empleados un bono vacacional, es decir, una remuneración adicional a su salario normal. Esa facilidad no es una obligación legal, sino una compensación que otorga la compañía de acuerdo con sus reglas laborales internas.